CRÍTICA

La casa del terror

7

Por
11 de noviembre de 2019

Cualquiera lo diría, tratándose de los guionistas de Un lugar tranquilo, pero a Scott Beck y Bryan Woods les da risa el término ‘elevated horror’. Así pues, tras haber jugado con lo sutil junto a la pareja Blunt-Krasinski, los escritores vuelven a ponerse tras la cámara (respaldados, ¡cielos!, por Eli Roth) entregando una historia que nadie cubrirá con eufemismos ‘de calidad’ ni tratará de disculpar afirmando que en el fondo va más allá del género: La casa del terror no pretende ser otra cosa que un festín de sangre para pasar el rato en Halloween. Y, oigan, es uno bastante bueno. A lo mejor, eso sí, Beck y Woods pecan de pretenciosos invocando a John Carpenter y Tobe Hooper como fuentes de inspiración: su puesta en escena es mucho menos exquisita que la del primero y carecen del don del segundo para evocar las miserias ocultas de su país con un ágil giro de motosierra. Lo cual no quita que uno se lo pase de rechupete viendo a la tradicional cuadrilla de universitarios siendo reducida a pulpa por la mansión titular y por sus habitantes de cuerpo modificado. Así pues, y dado cómo los autores se las apañan para hilar las costuras del relato (por favor, spin-off ya para los primos de Lauryn Alissa McClain, aunque sean muchos), uno no necesita elevaciones ni subterfugios pseudointelectuales para disfrutar del potaje.

Del silencio elevated al gozoso estruendo con chorreones.

SINOPSIS:

Halloween, seis amigos deciden entrar en una casa encantada. Allí deciden explorar sus miedos más profundos, pero cuando se den cuenta de que los monstruos son más reales de lo que creían, la situación se pondrá peliaguda.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR: ,

REPARTO: , , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 92 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: eOne Films

ESTRENO: 15 de Noviembre de 2019