CRÍTICA

La banda Picasso

6

Por
25 de enero de 2013

Una señora con la sonrisa rara desaparece del Louvre. La noticia a principios del siglo XX no es que la mujer sea La Gioconda, sino los inculpados por el robo: una curiosa cuadrilla de extranjeros afincada en París que, años después, cambiará la historia del arte, pero que de momento, Bateau-Lavoir aparte, se dedica más bien a la artería, al mangoneo. ¿Quiénes son? Un líder natural, todavía sin fama pero aún con pelo, el cubista Pablo Picasso –el magnífico trabajo del también malagueño Ignacio Mateos sólo puede acabar eclipsado por un factor, su enorme parecido con el pintor– y su banda, la banda Picasso: la musa (Fernande Olivier), el escudero (Manuel Hugué), el compañero (el poeta Guillaume Apollinaire), el referente (Braque)…

Es evidente el absoluto entusiasmo, el amor de Fernando Colomo por uno de los períodos artísticos más fecundos de la historia del arte y, concretamente, por la obra de Pablo Picasso. Pero es quizás ese amor desmedido lo que, a fuerza de querer contarlo todo, pierde de vista el robo de la Mona Lisa, el genial McGuffin, lo que podría haber convertido a estos pilluelos capaces de hacer parecer anticuado a Henri Matisse en una auténtica banda de guante blanco, en nuestra –a mucha honra– Ocean´s Eleven española, lo que a fin de cuentas sería el verdadero asunto noticioso.

 

VEREDICTO: Colomo homenajea a Picasso sin acabar de echarle el guante.

SINOPSIS:

París, 1911. La Gioconda desaparece del Louvre. Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire son detenidos y enfrentados como principales sospechosos.

La banda Picasso

Comedia / España / 2012 / Dir: Fernando Colomo / Reparto: Louise Monot, Stanley Weber, Raphaëlle Agogué, Ignacio Mateos, Eszter Tompa, Cristina Toma / Guión: Fernando Colomo, Fran Araujo

ESTRENO: 25 de Enero de 2013

ETIQUETAS: