CRÍTICA

Kong: La isla Calavera

8

Por
24 de agosto de 2016

En el conocido final de King Kong (1933), el gorila gigante se encaramaba al Empire State de Nueva York mientras los directores Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack –veteranos de la I Guerra Mundial–  le disparaban desde unos aviones que, al lado de Kong, parecían de juguete. En Kong: La isla Calavera, el tamaño del primate se ha multiplicado hasta alcanzar dimensiones orográficas, haciendo casi más probable que fuera un rascacielos quien lo escalara a él; los helicópteros militares Huey que pulveriza son apenas un enjambre de insectos a su alrededor. Este Kong –más grande, más alto y con cortes de batallas pasadas– no sólo reina en la isla Calavera, es su dios.

Jordan Vogt-Roberts ha entrado en la primera división de blockbusters con un cheque casi en blanco –presupuesto de 185 millones de dólares– y se nota que lo disfruta. El director, criado en el laboratorio de humor de Funny or Die, debutó en el largo con el reivindicable relato de iniciación The Kings of Summer (2013), donde unos adolescentes se iban a vivir a la naturaleza más como acto de diversión sin restricciones que de rebeldía. Su aproximación a Kong puede leerse del mismo modo: antes que hacer una subversión del mito o un ejercicio de necrofilia como Peter Jackson en 2005, Vogt-Roberts se entrega al disfrute plástico y escópico de una película de aventuras en la jungla con criaturas gigantes de por medio. Puro espíritu de evasión pulp, tan hipervitaminado como su protagonista primate.

Sin llegar al extremo del maravilloso espectáculo posthumano de Godzilla (2014), el gorila es la estrella absoluta de la función. Su monumentalidad CGI por captura de movimiento se muestra desde todos los ángulos, buscando el asombro y esquivando con estimable elegancia la trampa de imponer psicologismo a la bestia. Muy en consonancia con el alpiste de personajes humanos, cuyos arquetipos se presentan con la contundente sencillez old school de un par de pinceladas a partir de las que el bagaje de los intérpretes se encarga del resto. No hace falta que se profundice en el pasado de un militar frustrado con sed de venganza, un ambicioso capitalista o un explorador experimentado. ¡Basta con ver aparecer en pantalla a Samuel L. Jackson, John Goodman o Tom Hiddleston y masticar su carisma!

El descaro pop del kaiju eiga (Ishirô Honda), los referentes visuales y narrativos transmedia (Neon Genesis Evangelion, Shadow of the Colossus), la hibridación tonal del cine coreano –esa secuencia con máscara de gas; más Kim Jee-woon que Bong Joon-ho, eso sí–, matanzas salvajes puntuadas por gags que son puro meme… Vogt-Roberts no se ha guardado nada, pone sobre la mesa todo su bagaje como espectador criado en el audiovisual moderno. De la plétora de universos compartidos que Hollywood se está afanando en ensamblar, el de Legendary Pictures con los montruos gigantes más icónicos del cine es el que mejor hoja de ruta está cumpliendo al permitir que, de momento, cada película tenga su propia personalidad.

La ambientación al final de la guerra de Vietnam, con rock de los 70 y referencias a Apocalypse Now en cada esquina, es puro maquillaje superficial que, con la epatante fotografía de Larry Fong, actualiza la idea de entretenimiento a gran escala recuperando la inocencia eufórica del pasado frente al hiperdiseño de despacho que domina el presente. Todas las interpretaciones ideológicas que se quieran trazar a partir de ahí serán minúsculas ante la sombra de King Kong.

Más grande, más alto y con cicatrices, este Kong se merecía un monumento. O este blockbuster modélico.

SINOPSIS:

En la década de los 70, un grupo de viajeros, exploradores y soldados de lo más dispares –entre los que se encuentra el capitán James Conrad (Tom Hiddleston) y una fotoperiodista (Brie Larson) que quiere preservar la naturaleza– viajan a una isla inhabitada en el Pacífico Sur. Allí encuentran algo sorprendente que hará que cada uno reaccione de una manera distinta ante el descubrimiento.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: , , ,

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 120 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Warner Bros (es)

ESTRENO: 10 de Marzo de 2017

‘Capitana Marvel 2’ ya tiene directora

Nia DaCosta ('Candyman') cambiará el terror por las aventuras cósmicas de Brie Larson en esta secuela.

La película de ‘Star Wars’ en la que no cogieron a Brie Larson

Brie Larson, fanática confesa de 'Star Wars', desvelaba hace unos meses que hizo un casting para una película de la saga, y ahora sabemos cuál fue.

Brie Larson celebra los 4 años transcurridos desde que fue elegida como Capitana Marvel

Durante la Comic Con de 2016, Marvel anunció que la actriz ganadora del Oscar iba a interpretar a Carol Danvers dentro del MCU.

Brie Larson pasa de ser Capitana Marvel a youtuber

Otra misión superheroica: ser una youtuber con Oscar y no salir escaldada.