CRÍTICA

Joe Strummer: Vida y muerte de un cantante

6

Por
28 de marzo de 2008

Toni Vall

AHORA SE LLEVA DECONSTRUIR cantantes. The Devil and Daniel Johnston, Last Days, Control –sobre el líder de Joy Division–, I’m Not There… A modo de filón sin final aparente, el mal llamado cine indie está explotando las vidas tortuosas de músicos míticos para inyectar vida a su ya apolillado discursillo alternativo. Vida y muerte de un cantante es otra vuelta de tuerca a este instinto creativo que proyecta miradas alucinadas sobre artistas autodestructivos y construye así una especie de exorcismo cool. Con The Filth and the Fury, Julien Temple logró ya un vivísimo necrodocumental sobre los Sex Pistols y repite aquí una operación similar con Joe Strummer, líder de The Clash. A través de ritmos, texturas y lenguajes diversos, Temple nos sirve una película a ratos apasionante, inquieta y absorbente, sostenida sobre el poder de la imagen y la fragmentación del relato, sobre las lúgubres fronteras entre lo real y la ficción de lo real. Es ésta una fórmula nueva, cargada de intención e intensidad, lo malo es que empezamos a intuir en ella cierto regodeo autoconsciente, cierta modernez infantiloide sostenida sobre ídolos caídos. 

SINOPSIS:

Este homenaje, al que fuera cantante de la banda punk The Clash, Joe Strummer, muestra la influencia que tanto el grupo como su música y la letra de sus canciones tuvo en la década de los 80 en todo el mundo.

Joe Strummer: Vida y muerte de un cantante

[JOE STRUMMER: THE FUTURE UNWRITTEN] DOCUMENTAL / EE / 2007 / 124 MIN / FESTIVAL. DIRECTOR: JULIEN TEMPLE ACTORES: BRIGITTE BARDOT, BONO GUIÓN: JULIEN TEMPLE. joestrummerthemovie.com

ESTRENO: 28 de Marzo de 2008

ETIQUETAS: