CRÍTICA

Incendies

8

Por
11 de marzo de 2011

Uno más uno no son dos: es uno. Con semejante paradoja lingüística, y con dos tomahawks que sobrevuelan camuflados en sendos manuscritos póstumos, se propulsa esta película hacia el reconocimiento fatal (o la anagnórisis, que dirían los griegos). Y es que Incendies será rememorada largamente por la cinefilia ávida de emociones fuertes.

Aunque el libreto proceda de la obra homónima del dramaturgo libanés Wajdi Mouawad, corresponde a Denis Villeneuve (inédito en España, pese a ser el máximo responsable de Maelström) el mérito de haber sabido llevar a la pantalla toda la fuerza y el sentido del original teatral. Ambientada en el polvorín étnico-religioso de Oriente Próximo, en cualquiera de las regiones por las que se desangra la zona desde la 2ª Guerra Mundial, Incendies relata el viaje que emprenden desde Occidente los gemelos Jeanne y Simon hacia el remoto pasado de su difunta madre, quien no descansará en paz hasta que sus acomodados vástagos hayan cumplido con su última voluntad; mejor dicho, con sus dos últimas voluntades, contenidas en sobres cerrados a la atención de…

En realidad, lo que la película va descubriendo –con una precisión que provocó el que la película se alzara con el Premio al Mejor Guión en la pasada SEMINCI de Valladolid– es la historia de la madre, Nawal. Una historia marcada por el odio, que comienza cuando el hermano de Nawal ejecuta a sangre fría a su amante musulmán (cristianos, hebreos, lo mismo da para Villeneuve), quedando ella misma desterrada del hogar y encinta además con el fruto de su amor prohibido. Pero el viaje al corazón de las tinieblas no habrá hecho más que comenzar para Nawal, víctima de las guerras, víctima de los hombres, víctima de la sangre.

Denis Villeneuve es quebequés y también asiduo a Cannes y Sundance. Seguramente por ello Incendies mantenga una tonalidad próxima a la de ciertos filmes de Egoyan (sobre todo en
lo que se refiere a la manera de desvelar los secretos), aunque el determinismo de Villeneuve sea naturalista y trágico. En su cine de color ocre, los señores de la guerra sólo respetan las normas de una violencia calculada, milimétrica, que sigue una lógica implacable y propia. ¿Uno más uno
son dos? No, es uno.

SERGIO F. PINILLA

SINOPSIS:

Tras la muerte de su madre, dos hermanos deben viajar a Líbano para encontrarse con su familia. Película nominada al Oscar al mejor filme de habla no inglesa de 2010.

Incendies

Drama / Canadá / 2010 / 130 minutos / Director: Denis Villeneuve Actores: Lubna Azabal, Mélissa Désormeaux-Poulin, Maxim Gaudette, Rémy Girard, Abdelghafour Elaaziz, Allen Altman, Mohamed Majd Guión: Valérie Beaugrand-Champagne, Denis Villeneuve, Wajdi Mouawad

ESTRENO: 11 de Marzo de 2011

ETIQUETAS:

,