CRÍTICA

Hamada

8

Por
08 de julio de 2019

La palabra “hamada” significa en lengua árabe “desierto”, aunque para los habitantes del Sahara occidental también alude a la idea de vacío. En ese desierto de lo real, espejismo y no-lugar, escenario que sobrevive y resiste como resquicio de un conflicto político ninguneado, la vida, paradójicamente, se abre camino y así lo ha querido filmar Eloy Domínguez Serén en su primer largometraje documental, no en vano titulado Hamada. Lejos de regodearse en los clichés de cierto cine de denuncia, Domínguez Serén plantea su retrato sobre la comunidad saharaui refugiada como un fresco juvenil, haciéndonos cómplices de los deseos y anhelos de los tres protagonistas, Sidahmed, Zaara y Taher, desde viajar a España a aprender a conducir o encontrar un trabajo que pueda cubrir las mínimas necesidades. Obviamente, el conflicto político asoma como algo más que un ruido de fondo, pero el cineasta prefiere centrarse en trenzar vínculos de empatía y visibilizar su aislamiento a partir de estrategias narrativas que pasan por dar a los protagonistas la voz del relato, siguiéndoles con su cámara en sus confesiones, bromas, tropiezos y pequeños logros. Entre filme de iniciación y documental etnográfico, Hamada nos habla de cómo aprender a ver al otro desde una posición de iguales en una propuesta que al tiempo es combativa sin ser condescendiente y luminosa sin ocultar las contradicciones.

Humanismo desbordante y tres jóvenes que sueñan con la libertad.

SINOPSIS:

'Hamada' es un documental que retrata la vida de un grupo de jóvenes amigos que viven en un campamento de refugiados en el Sáhara. Su creatividad servirá para denunciar la realidad en la que viven y poder llegar más allá de los propios límites en los que se mueven.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Suecia

DURACIÓN: 89 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Elamedia

ESTRENO: 12 de Julio de 2019