CRÍTICA

Gru 2, mi villano favorito

8

Por
05 de julio de 2013

Un villano megalómano y desfasado que se parecía a ese vecino que te atemorizaba de pequeño, tres niñas tan cursis como unicornios de colores y unos icónicos bichos amarillos –los minion– que ejercían de palmeros y resultaron un acierto tan grande como los marcianitos de Toy Story… Con estos ingredientes, Gru, mi villano favorito se convirtió en una agradable sorpresa que demostró que en la animación comercial hay vida más allá de Pixar y DreamWorks, aunque en algunos momentos el filme adolecía de problemas de ritmo debido a que había que presentar a los personajes y su universo.

Con Gru instalado en el lado de bueno de la ley, redimido gracias a las responsabilidades paternas, los reincidentes Pierre Coffin y Chris Renaud no se han tomado esta secuela como una repetición de fórmula o una amplificación de sus aciertos; sino como un festín humorístico que, como esos objetos que albergan gadgets inesperados, se va reinventando sobre su frenética marcha. Un centro comercial como escenario o un villano mexicano apodado El Macho son algunos de los (inesperados) aciertos de un filme que pasa de transitar del thriller de espías a la excéntrica screwball comedy con pasmosa naturalidad mientras los minions protagonizan silentes set-pieces que podrían funcionar de manera aislada y recogen las mejores esencias del medio. Le falta ambición artística pero a cambio ofrece chispeante espectáculo y toneladas de buen rollo. 

 

VEREDICTO: Querrás ser un minion y que Gru te adopte.

SINOPSIS:

Ahora que ha abandonado la vida de supervillano, Gru es reclutado por la Liga Antivillanía para hacer frente a otro ser malvado.

Gru 2, mi villano favorito

[Despicable Me 2] Animación / EE UU / 2013 / Dir: Chris Renaud, Pierre Coffin / Guión: Cinco Paul, Ken Daurio

ESTRENO: 05 de Julio de 2013

ETIQUETAS: