CRÍTICA

Frío en julio

8

Por
09 de diciembre de 2014

Infectados, vampiros y, sobre todo, la familia caníbal de We Are What We Are. El director Jim Mickle se había especializado en personajes terroríficos, hasta esta Frío en julio, en la que el otrora Dexter, Michael C. Hall, sufre una espectacular transformación: de tipo tranquilo de pocas palabras a héroe fortuito –tras matar a un delincuente– y, en la última parte de la película, a enardecido justiciero. Lo que podría haber sido un thriller (¿western?) de venganza al uso, Mickle lo altera de forma fascinante, dándole un par de giros argumentales inesperados e introduciendo la nota nostálgica gracias a esos (veteranos) secundarios que son Sam Shepard y, especialmente, Don Johnson, tejano ochentero por excelencia, tan macarra como burlón. Original en su planteamiento –deudor del cine de John Carpenter– y oscura y pesimista en su desarrollo (en la línea de Mátalos suavemente), esta segunda parte descolocará a más de uno. No deja de ser un delirante ajuste de cuentas al más puro estilo Chuck Norris, pero la intención de Mickle parece ser ésa, no contentarse con un único género y ofrecer al espectador un variado abanico de posibilidades: drama, comedia negra, thriller psicológico y, sí, acción pura y dura donde no faltan los tiroteos. Con formidables actuaciones, una potente banda sonora y una atractiva trama, Frío en julio es una de las apuestas indies más interesantes del año.

Original 'thriller' con regusto ochentero y momentos delirantes.

SINOPSIS:

Frío en julio cuenta la historia de Richard Dane (Michael C. Hall), un tipo corriente, padre de familia de una pequeña ciudad de Texas, que una noche mata en defensa propia a un ladrón que había entrado en su casa. El sheriff de la localidad le da la enhorabuena y el caso parece totalmente cerrado; pero el padre del ladrón, Russel (Sam Shepard), un exconvicto con un largo historial delictivo, llega a la ciudad dispuesto a vengar la muerte de su hijo. Las cosas se complican más cuando Dane descubre que el hombre al que mató no es realmente el hijo de Russel. Ambos hombres deberán unir sus fuerzas para descubrir a quién ha matado Dane en realidad, dónde está el hijo de Russel, y quién les está manipulando en el marco de una trama de violencia y corrupción. Abrumados por un sentimiento común de culpa, se adentran en la búsqueda de la verdad ayudados por un detective proveniente del Houston más rústico apodado Jim Bob (Don Johnson). Los tres descubrirán un secreto terrible, más oscuro y peligroso de lo que ninguno de ellos podría haber imaginado…

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 109

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 01 de Enero de 2015