CRÍTICA

Exit Through The Gift Shop

8

Por
08 de octubre de 2010

Hace ya más de un siglo que Marcel Duchamp declaró la poética del arte encontrado, la belleza imprevista o premeditada del hallazgo casual, de lo no artístico elevado a estética reivindicable. Aquella estimulante dialéctica con la disciplina surrealista se me antoja ahora cercana convergente con el refrescante manantial de estímulos que emergen a cascoporro de este inspiradísimo documental.

Ya sé que el grafiti no es en esencia arte encontrado pero su idiosincrasia callejera, su consideración underground y su espíritu contracorriente se hermanan con aquella personalidad casual, con la  permanente extrañeza que los hermana y que impulsa al paseante a quedarse hipnotizado por el gancho de una pintada, la alucinación de muro coloreado y una silueta oscura serigrafiada en una persiana de acero.

Estamos ante un filme por muchos motivos fascinante. Es la obra de un artista proscrito, un fugitivo que se esconde tras una capucha mientras pinta y se prepara para huir de la pasma. Banksy se retrata a él mismo a través de los vídeos filmados por Thierry Guetta, un individuo que ha dedicado gran parte de su vida a filmar vidas ajenas y que cierto día se obsesionó por inmortalizar su azarosa peripecia vital y artística. Así pues, Exit Through the Gift Shop es algo así como la mirada que un artista proyecta sobre sí mismo a través de los ojos de otro artista.

Meditado, trabajado y ejecutado sobre parámetros expresivos que poco (o nada) tienen que ver con el documental clásico (léase narración convencional de la realidad), se le antoja a uno más cercano al fake o, directamente, a una ficción pura y dura. Es en estas disquisiciones semántico-fílmicas donde acaba perdido el espectador navegando por estadios circundantes, diría que inagotables, a una historia apasionante, la de estos dos tipos (y varios satélites) que habitan en fronteras  mentales invisibles y transitan por alambres tensados sobre el asfalto para inmortalizar sus obsesivos mundos creativos, ya sea sobre hormigón o sobre cinta de vídeo.

El humor es también invitado al festín. Un humor a ratos depurado y ratos burro, casi destilado de un jackass, donde pintar en plena calle es visto por algunos como una gamberrada y por
otros como una expresión artie intachable. Y es que lo molón no está reñido con lo esteta. Banksy lo sabe, no en vano ha dedicado toda su vida a ser un correcaminos a salto de mata pero es hoy un adalid del arte contemporáneo, un creador admirado, cotizado y solicitado. Viva la paradoja.

TONI VALL

SINOPSIS:

El anónimo guru del stencil y el grafitti, el británico Banksy, dirige y protagoniza (encapuchado) este documental sobre su propia obra que también reflexiona sobre el mercantilismo en el mundo del arte contemporáneo.

Exit Through The Gift Shop

Documental / EE UU, Reino Unido / 2010 / Dir: Banksy 

ESTRENO: 08 de Octubre de 2010

ETIQUETAS: