CRÍTICA

Ex Libris: The New York Public Library

8

Por
18 de mayo de 2020

Uno de los cineastas más se preocupó por los mecanismos de la memoria, Alain Resnais, retrataba en Toda la memoria del mundo (1956) la Biblioteca Nacional de Francia como una fortaleza erigida contra la ignorancia; un inmenso contenedor de conocimiento en constante crecimiento, ampliándose cada vez más bajo tierra y hacia las estrellas. El cineasta hacía una detallada descripción del incalculable trabajo de conservación y clasificación de la palabra escrita que se llevaba a cabo entre esas paredes. En Ex Libris es el veterano Frederick Wiseman, sin quien sería impensable comprender la historia del cine documental, el encargado de aplicar su reconocible estilo observacional a la Biblioteca Pública de Nueva York, ofreciendo un extraordinario retrato de la institución en tiempo presente y mirando hacia el futuro.

Ex Libris supone un eslabón más en la cadena de películas que Wiseman lleva dedicadas a desentrañar el funcionamiento y los engranajes internos de diversas instituciones culturales percibidas que podrían considerarse buques insignia en sus distintos campos: el ballet de la Ópera Nacional de París en la extraordinaria La danse (2009) la universidad californiana de Berkeley en At Berkeley (2013), la National Gallery de Londres en National Gallery (2014), etc. Además, presenta rasgos de la inmersión en comunidades multiétnicas que forman sus propios microcosmos, como en In Jackson Eights (2015) o Monrovia, Indiana (2018), posterior a Ex Libris.

Con Wiseman no todo es observación, pasar un rato en un espacio con sus usuarios, dedicar tiempo a cada situación o dejarse llevar por el placer de ver a personas realizando con eficacia sus tareas o hablando en público –se ven, por ejemplo, conferencias y presentaciones de libros de Richard Dawkins, Elvis Costello o Patti Smith–. Ex Libris da cuenta de las inmensas ramificaciones del trabajo que realiza la Biblioteca Pública de Nueva York en su sede central, la que ocupa el legendario edificio de Bryant Park, pero también sus distintas delegaciones en otros barrios de la ciudad, necesitados de espacios de públicos que ofrecen una puerta abierta al conocimiento.

Así, aunque al documentalista estadounidense nunca le tiembla el pulso al colocar la cámara ni al exponer la peor cara de instituciones represivas –solo hay que recuperar sus clásicos Titicut Follies (1967), High School (1968) o Zoo (1993)–, en Ex Libris muestra su cara más reconciliada con un deseo de futuro. Ahí no entra solo la digitalización de la palabra escrita, sino también la lucha activa contra la desigualdad de acceso a la cultura. La defensa de la biblioteca pública como una nave multicultural, que navega repleta de memoria a la que todos podemos acceder para construir el porvenir personal y social.

Todo está en los libros. Frederick Wiseman se fija en lo que tienen alrededor.

SINOPSIS:

Después de adentrarse en la National Gallery de Londres y en la Ópera de París, el director Frederick Wiseman recorre las entrañas de la New York Public Library, una de las instituciones culturales más grandes del mundo.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 197 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 02 de Junio de 2020