CRÍTICA

Escobar: Paraíso perdido

7

Por
11 de noviembre de 2014

“Nadie escapa de Pablo Escobar”, escupe en uno de los highlights de la película un Carlos Bardem clavando su pupila de sicario bucanero en nuestra pupila nada azul y dilatada por la adrenalina y el pequeño soponcio. Tal frase, por algo colocada de boina promocional, resume el espíritu de este biopic a tiempo parcial donde el lobo más feroz se merienda a Caperucita y a todo el que se le ponga por delante, por muy beach boy y canadiense que sea.
Se antoja complicado encontrar un personaje que hipnotice, amamante y envenene a un país hasta convertirlo en su secta como hizo Escobar con Colombia en los 80/90; y de la misma forma también es tarea difícil abordar su retrato sin acudir al mural más desorbitado o al abstracto poliédrico. Por eso Di Stefano (además, director debutante) ha tenido a bien centrarse no tanto en el dragón omnisciente y omnipotente sino en el pobre diablo que acude a su guarida de rebote (seducido por su bella sobrina) y le pisa el rabo casi sin querer.

Así, buena parte de los honores del filme se los lleva un Josh Hutcherson cuyo personaje recuerda, curiosamente, al que encarnó en el episodio de 7 días en La Habana dirigido por… Benicio Del Toro, y también –salvando las distancias– al de Martin Sheen adentrándose en el corazón tenebroso de Apocalypse Now.

Mención aparte, obviamente, merece Del Toro, que templa y domina su personaje a media distancia macguffin con su mejor mirada de buey y su lengua de trapo che, bien sea jugando con unos críos en una piscina o viendo un partido por la televisión. Realmente de libro lo del mejor peor actor del mundo, y que no suene peyorativo ya que, por ejemplo, Casablanca es la mejor peor película de la historia para más de uno. En definitiva, un retrato con alma de fogonazo sobre un criminal con alma de mesías, y una constatación de que, a veces, el amor no puede con todo. Aunque el cine suela contarnos otra milonga.

Potente crónica de Saturno devorando a sus hijos y vomitando sobre un incauto enamorado.

SINOPSIS:

Nick (Josh Hutcherson) cree que ha encontrado el paraíso cuando se reúne con su hermano en un pequeño pueblo de Colombia. Una laguna de aguas azul turquesa, una playa de arenas color marfil, olas perfectas… un sueño hecho realidad para este joven surfero canadiense. Allí conoce a María (Claudia Traisac), una impresionante chica colombiana. Ambos se enamoran perdidamente y todo parece marchar muy bien. Hasta que María decide presentar a Nick a su tío: Pablo Escobar (Benicio del Toro).

Escobar: Paraíso perdido

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 120

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Eone

ESTRENO: 14 de Noviembre de 2014

James Franco ya rueda su película sobre ‘The Room’

'The Disaster Artist' contará la increíble y fascinante historia detrás del rodaje de la peor película de todos los tiempos, con Franco interpretando al director Tommy Wiseau.

EXCLUSIVA: Jennifer Lawrence y Josh Hutcherson en ‘Sinsajo – Parte 2’

Katniss y Peeta vuelven a hablar en la conclusión de la saga 'Los juegos del hambre'.

Una escena bien eliminada de ‘Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1’

Francis Lawrence acertó al extraer del montaje final del filme la primera escena eliminada que ha salido a la luz, igualando la incertidumbre del espectador con la de Katniss.

Vídeo: Josh Hutcherson aún merece ser Spider-Man

El actor de 'Los juegos del hambre' fue candidato para encarnar a Peter Parker antes de la elección de Andrew Garfield. Ahora podría ser su mejor sucesor.