CRÍTICA

El regalo

8

Por
14 de marzo de 2016

En el mundo del cine, en todo momento, hay quien se afana en buscar cierto clasicismo que, por su propia naturaleza, es siempre cambiante. A principios de los 90, el mejor representante del canon fílmico comercial era Curtis Hanson, gracias a filmes como La mano que mece la cuna. Tanto estética como argumentalmente, es este el filme que parece ser el punto de partida del debut como director de Joel Edgerton, inquieto actor australiano de ojillos achinados y destacadas interpretaciones en La noche más oscura o El gran Gatsby. A saber: pareja odiosa de puro perfecta (Jason Bateman y Rebecca Hall), cuya felicidad se ve truncada por la profanación de su paraíso por otro humano no deseado (interpretado por el mismo Joel, también productor y guionista). Mal haríamos, sin embargo, en contemplar El regalo como otro estudio del temor paranoide al prójimo que alimentaba el filme que convirtió a Rebecca de Mornay en la Mary Poppins del mal rollo. Como realizara en su anterior guión, el de la notable The Rover (David Michôd, 2014), Edgerton no se limita a copiar el clásico: si allí le daba una vuelta de tuerca a la saga Mad Max de Miller, aquí hace lo propio con La mano... Conducidos por un férreo sentido del suspense merced al montaje de Luke Doolan y a una magnífica fotografía de Eduard Grau, descubriremos que nada es lo que parece entre el peculiar trío protagonista y que, a pesar de tener ventanales por muros, el casoplón aparentemente transparente de la parejita feliz esconde sentimientos negros como la pez. Así, lo que se inicia como un filme de terror doméstico, finaliza como sórdida fábula moral de múltiples lecturas, ya sean estas humanas (la imposibilidad de desembarazarse de los fantasmas del pasado) o económicas (la maldad intrínseca del llamado capitalismo californiano). 

En el mundo del cine, en todo momento, hay quien se afana en buscar cierto clasicismo que, por su propia naturaleza, es siempre cambiante. A principios de los 90, el mejor representante del canon fílmico comercial era Curtis Hanson, gracias a filmes como La mano que mece la cuna. Tanto estética como argumentalmente, es este el filme que parece ser el punto de partida del debut como director de Joel Edgerton, inquieto actor australiano de ojillos achinados y destacadas interpretaciones en La noche más oscura o El gran Gatsby. A saber: pareja odiosa de puro perfecta (Jason Bateman y Rebecca Hall), cuya felicidad se ve truncada por la profanación de su paraíso por otro humano no deseado (interpretado por el mismo Joel, también productor y guionista). Mal haríamos, sin embargo, en contemplar El regalo como otro estudio del temor paranoide al prójimo que alimentaba el filme que convirtió a Rebecca de Mornay en la Mary Poppins del mal rollo. Como realizara en su anterior guión, el de la notable The Rover (David Michôd, 2014), Edgerton no se limita a copiar el clásico: si allí le daba una vuelta de tuerca a la saga Mad Max de Miller, aquí hace lo propio con La mano… Conducidos por un férreo sentido del suspense merced al montaje de Luke Doolan y a una magnífica fotografía de Eduard Grau, descubriremos que nada es lo que parece entre el peculiar trío protagonista y que, a pesar de tener ventanales por muros, el casoplón aparentemente transparente de la parejita feliz esconde sentimientos negros como la pez. Así, lo que se inicia como un filme de terror doméstico, finaliza como sórdida fábula moral de múltiples lecturas, ya sean estas humanas (la imposibilidad de desembarazarse de los fantasmas del pasado) o económicas (la maldad intrínseca del llamado capitalismo californiano). 

Pequeño thriller en el que se vislumbra el nacimiento de un gran autor.

SINOPSIS:

Simon y Robyn son una pareja normal con la esperanza de encontrar un comienzo en una nueva ciudad. Sus vidas dan un giro inesperado a causa de Gordo, un "amigo" del pasado de Simon.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Australia

DURACIÓN: 108

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films

ESTRENO: 18 de Marzo de 2016

Disney ya prepara la secuela de ‘Zootrópolis’, y con todas las voces originales de vuelta

Uno de los mayores éxitos que ha obtenido la Casa del Ratón en los últimos años va a tener continuación... y puede que no sólo una.

Tráiler de ‘Office Christmas Party’: tu mayor fiesta de Navidad

Jennifer Aniston y Jason Bateman se apuntan a la fiesta de empresa por Navidad más loca y desenfrenada del año.

Tráiler de ‘The Family Fang’: La broma pesada de Jason Bateman

Bateman regresa con su segunda película, otra comedia negra en la que Christopher Walken elabora la broma más pesada jamás hecha (o no).

TIFF 2014 – Día 3: Paraíso electrónico

Mia Hansen-Love se adentra en un 'Eden' de música electrónica en un nostálgico y eufórico retrato generacional. Aunque para euforia la de Jake Gyllenhaal en 'Nightcrawler'.