CRÍTICA

El pregón

6

Por
10 de febrero de 2016

De los balcones oficiales de la comedia española han salido monumentos de la vergüenza ajena, con alcaldes flotando entre realidad y ficción, gags de explicaciones debidas y mucho caloret. Pero como el clímax que promete el título del nuevo éxito de la taquilla en nuestro país acaba por convertirse en un macguffin, la primera incursión de Berto y Buenafuente como dúo cómico en el cine bascula más bien hacia otro de los grandes temas del cine (y de la historia) en nuestro país. La oposición campo-ciudad, que durante mucho tiempo era un camino del terruño a la urbe (Surcos, La ciudad no es para mí), desde hace años tomo sentido inverso en la comedia popular en lo que sería la parodia del beatus ille de Fray Luis. Oda a la vida retirada, ¡y un cuerno! El campo no es para nosotros, dicen.

Bien engrasada como pareja televisiva (y teatral y radiofónica), y un poco a rebufo de otras fórmulas de éxito de nuestro cine (ecos de Que se mueran los feos, de Primos y, por supuesto, de los equívocos de los apellidos vascos y catalanes), pero con menos ínfulas, casi como pidiendo perdón por intentar sacar provecho de su carisma como pareja cómica, en esa prudencia del gancho de B&B reside parte del tirón de una bufonada que cae simpática por sustentar esa apelación constante al estereotipo en la posibilidad más o menos cierta de que todos tenemos un pueblo del que nos avergonzamos y un actor que nos hace gracia. De nuevo las vergüenzas, más propias que ajenas. Así, en una suerte de posthumor rebajado, se consigue perfeccionar el efecto chistes de cuñaos, en los que acabas riéndote aunque no quieras, en la mezcla de unas pocas ideas brillantes con gags de teleserie media, secundarios vistosos y algunas astracanadas para desahogar en ausencia de mili. Berto, que había sufrido un extraño parón en Nueve apellidos catalanes tras haber destacado siempre en todos sus papeles (o papelitos) en el cine, sostiene la dupla con Buenafuente, discreto pero correcto, y aguanta lo que le echen. Incluso una de nuestras vergüenzas nacionales: la cabra y el campanario, el título que más se habría acercado al destino íntimo de esta divertida comedia cabestra.

Berto y Buenafuente sacan al balcón del ayuntamiento los estereotipos de la vergüenza ajena española, nos hacen reír como cuñados y salvan a la cabra

SINOPSIS:

Juraron que no se verían las caras nunca más pero, por una cantidad razonable de dinero, están dispuestos a hacer una excepción. Los hermanos Osorio, glorias olvidadas de la música electrónica de los 90, han tocado fondo. Cuando les contratan para ir juntos a dar el pregón en su pueblo natal no imaginan la que se les viene encima. Sus intenciones de llegar, ganar el dinero y salir corriendo se ven truncadas por planes secretos, hordas de fans y tradiciones ancestrales.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: España

DURACIÓN: 100

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: DeAPlaneta

ESTRENO: 18 de Marzo de 2016

Los Premios Goya 2020 han tenido la segunda mejor audiencia de los últimos 10 años

A decir verdad el dato ha bajado un poco con respecto al año pasado, pero la dupla Andreu Buenafuente/Silvia Abril sigue simpatizando con los espectadores.

Goya 2020: Guiños a Almodóvar y pullas a la ultraderecha en el discurso inicial

Los presentadores de la gala usan las películas de Almodóvar para narrar los ires y venires en el Congreso (y meterse con Martínez Almeida).

Tráiler de ‘El pregón’, con Buenafuente y Berto

Dani de la Orden ('Barcelona, nit d'estiu') dirige la nueva comedia de Diego San José ('Ocho apellidos vascos') y David Serrano ('Días de fútbol').