CRÍTICA

El niño que pudo ser rey

7

Por
11 de marzo de 2019

A veces, un debut extraordinario puede ser un engorro, y no digamos si ese debut se gana la pringosa etiqueta de ‘obra de culto’. De ello pueden dar testimonio un montón de grupos pop, bastantes escritores y una gran cantidad de cineastas, entre ellos Joe Cornish. Si el comediante y guionista británico no se hubiera estrenado como director de cine con el pepinazo titulado Attack the Block (una película modesta en presupuesto y en taquilla, pero riquísima en ideas), esta El niño que pudo ser rey no nos dejaría tan a medias en tantas cosas.

Y es una pena porque, llevando al cine su versión particular y para niños del mito artúrico, Cornish demuestra que las virtudes de Attack the Block no fueron azares afortunados. El cineasta sigue teniendo un un don para ver el envés fantástico de lo cotidiano, sigue prefiriendo los efectos prácticos al CGI, emplea con mesura sus influencias (de Terry Gilliam Robert Zemeckis) e incluye sus citas a la Materia de Bretaña con tanta finura como los guiños a J. G. Ballard, Alan Moore H. G. Wells en su trabajo anterior. ¿Dónde está el problema? Pues en que esta vez el director no sabe cuándo parar: si El niño que pudo ser rey tiene un defecto, ese es su poca contención al medir los tiempos del relato. Esta película dura 120 minutos, pero, cuando termina, uno piensa que podría haber prescindido de media hora larga… o al menos haber usado ese excedente para definir mejor a unos personajes secundarios que, salvo excepciones, se quedan en esbozos.

Aun así, a Cornish y su película puede reconocérseles un acto de raro valor: El niño que pudo ser rey es un filme para niños y está hecho pensando en los niños, sin tirar de esas artimañas que tan irritantes resultan en las películas de DreamWorks y cuyo fin es que los padres no se arrepientan de haber pagado la entrada. Algo más meritorio aún si contamos con que no escatima las referencias al Brexit y a la calamitosa situación política de Reino Unido. Además, la cinta se las apaña para ser mucho más respetuosa con la leyenda que aquel Rey Arturo de Guy Ritchie, aun sin disimular su condición de relectura. ¿Son estos motivos para un indulto? No necesariamente, pero sí para no dar por acabada la carrera de su autor.

El Arturo infantil de Joe Cornish resulta entrañable, pero podría haber sido muchísimo más.

SINOPSIS:

Alex piensa que es un don nadie más hasta que se tropieza con la mítica Espada de la Piedra, Excalibur. Ahora debe unirse a sus amigos y enemigos para formar un equipo de caballeros y, junto al legendario mago Merlin, enfrentarse a la malvada hechicera Morgana. Con el futuro en juego, Alex deberá convertirse en el gran líder que nunca soñó ser.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , ,

GUIÓN:

PAIS: Reino Unido

DURACIÓN: 120 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Fox

ESTRENO: 15 de Marzo de 2019