CRÍTICA

El faro

9

Por
09 de enero de 2020

Como un faro en el fin del mundo, alzado sobre una grieta entre las tinieblas, la segunda película de Robert Eggers te lanza a la cara la radiación de las interpretaciones más al límite de Willem Dafoe y Robert Pattinson. De la oscuridad de la sala de cine brota llena de luz blanca una pantalla –en formato 1.19:1, con fotografía en blanco y negro expresionista de Jarin Blaschke– seguida por la quilla de un barco que avanza rompiendo un océano de grises mientras el ruido de las olas se confunde con el retumbar de la música de Mark Korven, otro colaborador imprescindible del equipo técnico de La bruja que el director recupera. En la nave llegan los dos únicos personajes del filme, maestro farero y aprendiz, destinados a una isla desierta en pleno finis terrae. Si hubieran leído a Poe o Lovecraft ya sabrían lo que les espera: un descenso directo a los infiernos de la locura.

Eggers retrata la progresiva escalada de paranoia y alucinaciones confirmando la mirada personal apuntada en su debut. Hay algo a celebrar en los cineastas actuales que eligen la relación de aspecto cuadrada aunque solo sea para llamar la atención. De repente, se ven obligados a trabajar con detalle la puesta en escena y pensar la composición del encuadre; a dejarse ver y operar sin salvaguardas. En El faro enrarece la ambientación de pesadilla, oprime las figuras, desencaja sus globos oculares en primeros planos desquiciados. También hay una gran preocupación por la autenticidad de los diálogos para plasmar cómo se expresarían unos fareros de principios del siglo XX al perder la cabeza. De ahí sacamos la mejor colección de parlamentos y retahílas de insultos marineros del cine reciente, en boca de un Dafoe a medio camino entre Ahab y Haddock, contra Pattinson en un registro taciturno a punto de explotar. La conclusión de este tour de force interpretativo y estilístico, un Beckett con olor a salitre y flatulencias, es que el hombre es una gaviota para el hombre.

Se sale del cine oliendo a mar, salitre y sangre de gaviota.

SINOPSIS:

Dos fareros llegan a una isla aislada y misteriosa de Nueva Inglaterra a finales del siglo XIX. Thomas Wake (Willem Dafoe) y Ephraim Winslow (Robert Pattinson) harán el relevo a los anteriores trabajadores durante cuatro semanas. Ambos tendrán que encargarse de las tareas del lugar, pero muy pronto surgirán entre ellos los conflictos en una relación repleta de vaivenes, lo que desatará la locura y la paranoia.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: ,

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 110 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Universal

ESTRENO: 10 de Enero de 2020

Willem Dafoe sobre las películas de superhéroes: “Son largas, ruidosas y excesivas”

El actor interpretó al Duende Verde en el universo arácnido de Sam Raimi y volvió al cine de superhéroes el año pasado con 'Aquaman'.

[Sitges 2019] ‘El faro’ es la confirmación del talento de Robert Eggers

El director de 'La bruja' vuelve con un segundo largometraje más maduro, ambicioso y clásico liderado por dos interpretaciones portentosas de Willem Dafoe y Robert Pattinson.

Tráiler de ‘The Lighthouse’, la locura farera de Robert Pattinson y Willem Dafoe

Robert Eggers ('La bruja') dirige a los dos actores dándolo todo en la alucinógena película de terror en blanco y negro que dejó Cannes oliendo a salitre.