CRÍTICA

El castor

7

Por
27 de mayo de 2011

Cuando se pone detrás de la cámara, a Alicia Christian Foster (conocida en la profesión como Jodie Foster) le gusta trabajar con historias pequeñitas, con tragicomedias familiares que contienen grandes historias de superación personal. Desde A casa por vacaciones, hacía 15 años que no dirigía, y eso es demasiado tiempo para alguien que conoce tan bien el oficio, para alguien que nos gusta tanto. El castor es una película triste, devastadora en algunos momentos, que se beneficia de la presencia dramática de Mel Gibson, otro grande recuperado para la causa después de un tumultuoso periodo vital. Él es quien, en la ficción, da vida a Walter Black, el empresario juguetero sumido en una profunda depresión, quien a su vez da vida al Castor, una marioneta peluda y malencarada que es rescatada por aquél de un contenedor de basura.

La transferencia de poderes entre Walter y el muñeco se produce de manera repentina, y en un entorno realista, por lo que el espectador no sabe a ciencia cierta si lo que está ocurriendo es fantasía o tan sólo el último desvarío de una mente enferma. Con la familia de Walter pasará lo mismo: mientras que Henry, el hermano pequeño, se mostrará encantado con su nuevo amigo; a Porter, el mayor (interpretado por Anton Yelchin, Star Trek), no le hará ni p… gracia, más cuando está en camino de ligarse al pibón del instituto (Jennifer Lawrence, Winter’s Bone). Mientras, la buena de Meredith (Jodie Foster, también delante de la cámara) se debatirá entre aceptar al intruso que viene con su marido –las escenas íntimas se asemejan, en su comicidad tenebrosa, a las del espléndido comic-book de Charles Burns Agujero Negro–, o despertarle y regresarle otra vez al punto de no retorno de su depresión.

Todo aquél que la haya padecido, sabrá que es muy difícil hablar de esta enfermedad, y más hacerlo desde una perspectiva irónica. El libreto firmado por Kyle Killen lo consigue, pero el milagro de transformarlo en imágenes es responsabilidad de Jodie, y de su fantástica dirección de actores, así como también de un esforzado Mel Gibson, a quien su doble registro le permite aproximarse a la cima que lidera otro mito viviente como es Bill Murray.

SERGIO F. PINILLA

SINOPSIS:

Un hombre de mediana edad entra en una crisis de la que sólo saldrá ayudado por su único amigo: un castor de peluche.

El castor

[The Beaver] Comedia / EE UU / 2011 / Aurum / Director: Jodie Foster Actores: Mel Gibson, Jennifer Lawrence, Jodie Foster, Anton Yelchin, Zachary Booth Guión: Kyle Killen

ESTRENO: 27 de Mayo de 2011

ETIQUETAS:

Cate Blanchett y Jennifer Lawrence, juntas en lo nuevo de Adam McKay

El director de 'El vicio del poder' y 'La gran estafa' prepara la comedia 'Don't Look Up', que formará parte del catálogo de Netflix.

La precuela de ‘Los juegos del hambre’ ya está oficialmente en marcha

Francis Lawrence, responsable de tres entregas de la saga original, estará a cargo de la dirección de esta nueva entrega centrada en el presidente Snow.

No me beses como en estas películas

Estira el cuello, cierra los ojos, saca los labios, sube la intensidad de la banda sonora y, por lo que más quieras, no te morrees tan mal como estos actores.

‘Don’t Look Up’: Jennifer Lawrence se une a la nueva comedia de Adam McKay para Netflix

El director de 'El vicio del poder' o 'La gran apuesta' comenzará el rodaje de su film el próximo abril.