CRÍTICA

Dolor y dinero

8

Por
30 de agosto de 2013

Los hermanos Coen pusieron un rótulo de “basado en hechos reales” al inicio de Fargo (1996) como una forma más de jugar con la credulidad del espectador. “Si el público piensa que algo está basado en la realidad, te permite hacer cosas que de otro modo no toleraría”, decía Joel. La nueva película de Michael Bay, jovialmente situada como apetecible isla entre sus ruidosos espectáculos pirotécnico-mecánicos de Transformers, toma un camino similar al contar la increíble, estrafalaria y, sí, real historia de una banda de criminales culturistas que operó en Miami durante los 90.

Mark Wahlberg es el cabecilla, Daniel Lugo, entrenador personal y perfecta destilación del hombre obsesionado con el sueño americano (en versión Tony Montana, más que Benjamin Franklin). Cuando ve que el sacrificio físico no le reporta éxitos en la vida correlativos a su masa muscular, acude al gran anabolizante del camino al triunfo: el crimen. Su plan es tan sencillo como secuestrar a uno de sus clientes más ricos, extorsionarle y hacer que entregue toda su riqueza a Lugo y sus compinches, con quienes comparte diámetro de bíceps y densidad neuronal; entre ellos, un Dwayne Johnson desatado recuperando sus gesticulaciones cartoon de Southland Tales. Por supuesto, con tales cabestros jugando a ser genios criminales, todo acaba en una extravagante concatenación de calamidades en la que no faltan esteroides, mutilaciones y dildos gigantes dentro de una narración tan frenética como una serie de dominadas al alba.

Pero volvamos a los Coen. Mientras los hermanos han dedicado su filmografía a pulimentar pintorescos ejemplos de estupidez humana con grandes dosis de fatalidad socarrona, Dolor y dinero es lo que un bruto adicto a la hipérbole visual y la grandilocuencia tamaño estadio de fútbol como Bay ha sacado de la misma fórmula. La buena noticia es que la cacharrería ha quedado de lo más divertida después de que el elefante de las explosiones y los travelling circulares se haya pasado por ella.

 

VEREDICTO: ¿Por qué no pueden ser así todas las películas basadas en hechos reales?

SINOPSIS:

Florida, años 90. Un grupo de entrenadores personales anabolizados quiere cumplir el sueño americano y, para conseguir dinero, deciden secuestrar a un rico magnate y exprimir sus cuentas bancarias.

Dolor y dinero

[Pain & Gain] Comedia / EE UU / 2013 / Dir: Michael Bay / Reparto: Mark Wahlberg, Dwayne Johnson, Ed Harris, Anthony Mackie, Tony Shalhoub, Rob Corddry, Ken Jeong, Bar Paly, Rebel Wilson / Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely

ESTRENO: 30 de Agosto de 2013

ETIQUETAS: