CRÍTICA

Dios es mujer y se llama Petrunya

8

Por
22 de enero de 2020

Desde Macedonia (del Norte) al mundo. El nuevo filme de la actriz, cineasta y activista Teona Strugar Mitevska, unido a Honeyland, documental que tras triunfar en Sundance se ha colado en la preselección del Oscar a la mejor película internacional, han puesto en el mapa el cine el recientemente rebautizado país que solo conocíamos por Alejandro Magno, sus problemas con Grecia por el nombre y ser parte del avispero balcánico. Más allá de la parodia de nación de historieta de Tintín, la directora de este filme galardonado con el premio Lux del Parlamento Europeo hace un retrato devastador de su país a través de un personaje que va a trascender a la propia película para convertirse en símbolo. Petrunyas de la vida, uníos.

Respaldada por el espléndido trabajo de la actriz Zorica Nusheva (galardonada en el Festival de Sevilla) dando vida al texto de la directora y su coguionista Elma Tataragic, Petrunya es esa treintañera sin novio ni trabajo ni futuro que acaba rompiendo una tradición secular y religiosa (recoger una cruz lanzada al fondo de un río por el pope ortodoxo) convirtiéndose en el muñeco de pim pam pum de una sociedad retrógrada a la que Strugar Mitrevska pone ante un doble espejo de estilo.

Lo cóncavo de este drama que no pierde jamás una cierta ligereza en pos del esperpento sería ese poso de autoconciencia en sus planos que remite al indie norteamericano. Lo convexo, en cambio, viene de concatenar burocráticas estancias al Este de Kafka con el estilo del reciente cine rumano. Convertida una comisaría en callejón del Gato, por un momento el filme toma el camino de El gran carnaval con una reportera en cabeza de la posible deriva mediática. Pero, cuando todo parece írsele de las manos, la directora retoma inteligentemente el tono intimista para terminar con el empoderamiento de Petrunya, que es más íntimo que ruidoso, más reconfortante para el espectador que ejemplar para la causa feminista

El callejón macedonio del Gato: cóncavo, convexo, kafkiano y feminista.

SINOPSIS:

Petrunya encuentra la luz en el agua que es lanzada todos los años en un pequeño pueblo de Macedonia por los sacerdotes de mayor rango. El objetivo es que los hombres la encuentren para conseguir suerte en la vida, pero este año ha sido una mujer y esto enfurecerá a la sociedad cerrada. Sin embargo, ella no estará dispuesta a devolver la cruz por nada del mundo.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN:

PAIS: Macedonia

DURACIÓN: 100 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Karma Films

ESTRENO: 24 de Enero de 2020