CRÍTICA

Desde París con amor

1

Por
16 de abril de 2010

QUÉDENSE CON UN NOMBRE: WAX. Esto no es Karate Kid, pero Travolta, como su apodo, da cera. Y bastante. Desde París con amor (amor a las armas, querrán decir) cuenta la ambición de un joven agente del Gobierno (un Gobierno que apesta, por cierto) por convertirse en espía. Un Rhys Meyers, ¡ay!, que tiene en su porte, siempre elegante y exultantemente atractivo, su talón de Aquiles.

Su misión para conseguirlo será apoyar (y soportar) en un enrevesado caso al tal Wax éste, un tipo extravagante, racista, violento, sarcástico e inmoral ¡agente de la CIA! Pónganle pelo y tendremos al terrorista de Asalto al tren Pelham 123, o melena y traje una-talla-menos y veremos al Vincent Vega de Pulp Fiction. Que Travolta no se reinvente y vuelva a interpretar a un malo-bueno o al bueno-malo –lo bien que se confunden en su fi lmografía, ¿eh?, una especie de estigma desde Cara a cara– o que el espídico Luc Besson firme el guión no sorprende ya nada. Una orgía de tiros porque sí.

Mariló García

SINOPSIS:

Un agregado de la embajada de EE UU en París recibe el encargo de acompañar a un calamitoso espía en su visita a la ciudad.

Desde París con amor

[FROM PARIS WITH LOVE] ACCIÓN / FRANCIA, EE UU / 2009 / 92 MIN. / AURUM. DIRECTOR: PIERRE MOREL ACTORES: JOHN TRAVOLTA, JONATHAN RHYS MEYERS. www.frompariswithlovefilm.com

ESTRENO: 16 de Abril de 2010

ETIQUETAS: