CRÍTICA

Definitivamente, quizás

7

Por
20 de junio de 2008

Nando Salvá

El protagonista de esta película es un héroe romántico excepcional, dado que pasa más tiempo siendo abandonado que conquistando mujeres y que, en realidad, es casi un convidado de piedra en su propio viaje, de la juventud a la madurez, a través de las mujeres que componen su vida emocional. Contada en flashback, su historia nos recuerda cómo, en la memoria nostálgica masculina, las ex novias son figuras casi míticas, aunque el gran desamor de este tipo no sea una de ellas sino Bill Clinton: el relato transcurre a lo largo de su presidencia, de las esperanzas tempranas a Monica Lewinsky, y ello enfatiza un veraz tono melancólico, finalmente socavado a base de mitología romántica. La realidad suele ser más oscura y más interesante. Pero, aunque sus situaciones sean manidas, se agradece que una comedia mainstream rechace el matrimonio como respuesta a los problemas de la vida, y resista la tentación de hacer que el mundo de sus personajes acabe siendo maravilloso.

SINOPSIS:

Will es un papá de treinta y pico años, residente en Manhattan, a punto de divorciarse. Maya, su hija de diez años, empieza a preguntarle sobre su vida antes de casarse. Para satisfacer su curiosidad, Will rememora el pasado d

Definitivamente, quizás

[DEFINITELY, MAYBE] COMEDIA / EE UU / 2008 / 112 MINUTOS / UNIVERSAL. DIRECTOR: ADAM BROOKS ACTORES: RYAN REYNOLDS, ELIZABETH BANKS, ISLA FISHER, RACHEL WEISZ. definitelymaybemovie.com

ESTRENO: 30 de Abril de 2008

ETIQUETAS: