CRÍTICA

Creed II

6

Por
01 de enero de 2019

El peso de la nostalgia y el eco pugilístico ayudan, pero el boxeo moderno supone un hándicap para el cine: hay que ver lo mal que ha evolucionado estéticamente el ring (todo el deporte se horteriza, asolado por la mercadotecnia) desde aquellos claroscuros tenebristas de Cuerpo y alma, Más dura será la caída y Marcado por el odio... recogidos después por Scorsese en Toro salvaje. El mérito de Rocky (y el de John Huston poco antes en Fat City) fue ponerle color al espíritu de aquello. Hasta que les estalló en los guantes por sobredosis de oropel en Rocky V. Sin embargo, poniendo el foco en otro lado, las películas del potro Balboa han sabido superar el ahogo de la franquicia original sustituyéndolo por el toque shakesperiano (coppoliano también vale) que incluye la famiglia en la ecuación de éxito. No son Million Dollar Baby, que aguantaba el tirón estético del boxeo chillón porque salía poco del gimnasio; ni tampoco The Fighter, que se mantenía en las fronteras del universo white trash, ni siquiera Southpaw, que jugaba al drama sanguinolento, pero funcionan

Tras la crepuscular Rocky Balboa y la neoadrenalínica Creed, esta segunda entrega de las andanzas del hijo de Apollo es un chute de nostalgia apoyada en el retorno de Iván Drago: la película apela de manera muy directa e inequívoca, sin aspavientos, con mecanismos simples pero muy efectivos (inequívoca banda sonora) a la revancha del ruso derrotado a finales de los 80. El comeback de Dolph Lundgren (muy bien conservado, por cierto) es el arma más poderosa (Brigitte Nielsen no está lejos lejos) para justificar la película. Y pese a los esfuerzos de Michael B. Jordan, y ese eterno marcharse sin acabar de irse de Stallone, en el boxeo, como en la vida, los perdedores son mucho más interesantes. Y atención al futuro de esta saga con Drago y su hijo, porque sólo en el cine pueden los hijos del fracaso llegar a ser ganadores en el futuro.

La saga Rocky ahonda en la nostalgia y reivindica a Shakespeare en plan soviético.

SINOPSIS:

La vida se ha convertido en una balanza para Adonis Creed. Entre las obligaciones personales y el entrenamiento para su próxima gran pelea, se enfrenta al desafío de su vida. Enfrentarse a un oponente con vínculos en el pasado de su familia, solo intensifica su inminente batalla en el ring. Rocky Balboa estará a su lado a lo largo de todo el camino y juntos se enfrentarán a su legado, se cuestionarán por lo que merece la pena luchar y descubrirán que nada es más importante que la familia.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: EE. UU

DURACIÓN: 130 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Warner Bros.

ESTRENO: 25 de Enero de 2019

Fans de ‘Demolition Man’: hoy celebramos la congelación de Stallone

Tal día como hoy, en 1996, el agente John Spartan fue criogenizado para expiar un crimen que nunca cometió. Solo quedan 13 años para que salga de la nevera.

11 cosas que (probablemente) no sabías de ‘Demolition Man’

Recordamos la aventura criogénica de Stallone, Sandra Bullock y Wesley Snipes explicándote cómo se usan las tres conchas (y muchas cosas más).

El perro Rambo que ha enamorado a Sylvester Stallone

Olvidaos de 'Rambo: Last Blood'. Este es el veterano de Vietnam a cuatro patas que os habría gustado ver (a vosotros y a Stallone) en pantalla grande.

¿Por qué Rambo no ha triunfado en los videojuegos?

Tras sus comienzos ochenteros, el personaje de Stallone acabó protagonizando uno de los mayores truños pixelados de la historia en 2014.