CRÍTICA

Crazy, Stupid, Love

7

Por
07 de octubre de 2011

De entre el barullo a veces surge el genio. Elementos por sí solos desconcertantes, pero que unidos dan el pego. Algo de eso ocurre en este mejunje de Glenn Ficarra y John Requa, los cineastas de comedia más desastrados y a la vez más sorprendentes del Hollywood actual. Guionistas de Bad Santa, la mejor comedia navideña en lo que va de siglo, y codirectores de Philip Morris, ¡te quiero! otra desmesura de Jim Carrey que terminaba convenciendo, traen ese caos como fórmula a este vehículo para el lucimiento de Steve Carell (productor de sus propios chistes) que acaba siendo otra cosa. La clave sería algo así como mezclar un aceite engrasante con los tres mosqueteros. El ‘Tres en uno’ con el ‘Todos para uno y uno para todos’ para lograr hacernos reír, aunque a veces quieran ponernos tristes. Un curioso barullo a tres bandas que funciona.

¿Crazy? La locura de mezclar a un Ryan Gosling versión no-tengo-miedo-al-ridículo con el Steve Carell que quiere ser gente (y lo consigue) acaba dando su fruto, lo mismo que tirar por la calle de en medio entre el drama matrimonial de Carell y una siempre sensacional Julianne Moore y la comedia romántica al uso de Emma Stone con un giro final trucado. Alrededor, una familia con satélites que piden a gritos que nos acordemos de Little Miss Sunshine.

¿Stupid? El juego de la vergüenza ajena que llena hoy el humor audiovisual (de The Office a Modern Family, si hablamos de comedia mainstream) acecha a los protagonistas masculinos, incluido Kevin Bacon, que por allí pasaba. Son estúpidos, pero se hacen querer porque hacen las mismas tonterías que nosotros. Pero si hay algo estúpido en la película es la elección del bar en el que Carell ahoga sus penas, una especie de limbo narrativo que sirve de boxes a la confusión, pero que tiene un gusto más bien dudoso, entre demodé y hortera, como el garito de Alain Resnais en Asuntos privados en lugares públicos.

¿Love? Cuanto más parece una comedia romántica, menos funciona este exceso hecho película, pero el guiño a Dirty Dancing hace que acabemos por querer hasta lo que menos nos gusta de la historia. Placeres culpables, lo llaman. La comedia norteamericana ha caído definitivamente en sus garras.

CARLOS MARAÑÓN

SINOPSIS:

La vida de un padre de familia obligado a capear una crisis matrimonial y a ganarse el amor de sus hijos.

Crazy, Stupid, Love

Drama / EE UU / 2011 / Directores: Glen Ficarra, John Requa Reparto: Steve Carell, Emma Stone, Kevin Bacon, Julianne Moore, Ryan Gosling, Liza Lapira. Guión: Dan Fogelman.

ESTRENO: 07 de Octubre de 2011

ETIQUETAS:

,

Asfixia, órganos desplazados y costillas rotas: Las actrices denuncian los peligros del corsé

Recopilamos las infernales (y perjudiciales) experiencias de Rachel Brosnahan, Nicole Kidman, Emma Stone y otras actrices con los corsés.

‘Babylon’: Lo nuevo de Damien Chazelle con Emma Stone y Brad Pitt llegará en 2021

El director de 'Whiplash' volverá a demostrar su amor por los clásicos hollywoodienses en una producción cuyos derechos acaba de adquirir Paramount.

¿Por qué amamos a Emma Stone?

Rubia o pelirroja. Chica del héroe, meretriz de pega o 'desgajazombies'. Consigue que vayamos al cine a ver lo que sea si sale ella. Incluso un 'reboot' de Spider-Man.

Emma Stone promete que ‘Cruella’ será una película bastante “salvaje”

La actriz encabeza el reparto de una de las revisiones en acción real más estrafalarias que ahora mismo planea Walt Disney Studios.