CRÍTICA

Capitán América: El primer vengador

7

Por
05 de agosto de 2011

¿Qué héroe querría ir a la guerra? Uno en condiciones, que no sea un bobalicón y tenga un puntito de carisma, lo que haría es evitarla. Han Solo se intentó escaquear y sólo fue a última hora porque se apuntaba Leia. James Bond se apuntó a un sucedáneo frío porque había servicio de habitaciones y se podía ir con esmoquin. Indiana Jones habría desertado a la primera de cambio para poder seguir buscando reliquias.

Contradiciéndoles a todos, el Capitán América, ése que nació al calor de la Segunda Guerra Mundial, no sólo no rehúye el conflicto, sino que es de los que se lanzan sin paracaídas y de cabeza al nido enemigo. Es el fósil congelado de una época imposible de entender hoy, viviendo en una sociedad que renombró a sus ejércitos para hacerlos pasar por tropas humanitarias bajo el mando de ministros (civiles) de Defensa. Para entender a un caballerete dispuesto a dejarse matar por su país y, madre del amor hermoso, hacerse un traje con su bandera, no es que haga falta un contexto: se requiere un lavado de cerebro.

Descartado por cuestiones de presupuesto, Marvel necesitaba encontrar otra forma de rescatar a su personaje más antipático internacionalmente –en algunos países han eliminado “Capitán América” del título–. La decisión fue escribir una buena historia y, sobre todo, enfrentar a este héroe a un enemigo de la humanidad que le igualase en ausencia de matices. Un malo muy malo para un bueno muy bueno. ¿Dos tontos muy tontos? Dejémoslo en personajes menos informados en una sociedad más ingenua, sin Vietnams, Watergates, impeachments o WikiLeaks.

Las exigencias nostálgicas encajaban perfectamente con el perfil de Joe Johnston, responsable de las dos principales referencias de Capitán América: El Primer Vengador: En busca del Arca Perdida, en la que trabajó como director de arte, y Rocketeer, una casi olvidada pionera en el género de las películas superheroicas que dirigió hace 20 años. De ambas ha recuperado el pulso del cine de aventuras clásico, un buen puñado de nazis y la simplicidad como premisa.

El sentido del oficio de Johnston, con una dirección limpia y una planificación de las escenas de acción que dormiría a Michael Bay (y encantaría a Steven Spielberg), es el cabo al que se agarra con firmeza la película. Sorprendentemente, tan acostumbrados estamos al desconcierto y las idas de olla de tanto iluminado, que la solución más fácil en este caso no resulta ni obvia ni previsible. El esfuerzo histórico incluso contribuye a dejar un recadito sobre la verdadera naturaleza de la cosa esa, ¿cómo se llamaba? Ah, sí: patriotismo.

MANUEL PIÑÓN

SINOPSIS:

Steve Rogers, un dibujante de medio pelo, es convertido en el 'supersoldado' perfecto por un proyecto militar.

Capitán América: El primer vengador

ACCIÓN / EE UU / 2011 / DIR: JOE JOHNSTON / REPARTO: CHRIS EVANS, SEBASTIAN STAN / GUIÓN: C. MARKUS, S. MCPHEELY, J. KIRBY, S. LEE, J. SIMON

ESTRENO: 05 de Agosto de 2011

ETIQUETAS:

Chris Evans sobre su descuido en las redes sociales: “Es incómodo, pero tienes que encajar los golpes”

Tras su divertida respuesta a través de Twitter, el vengador ha hablado en una entrevista sobre la imagen compartida de su pene.

Chris Evans reacciona a su descuido en Instagram de la mejor manera

'Ahora que tengo vuestra atención...'. El bostoniano ha decidido hacer buen uso de la comprometida imagen que compartió por accidente en Instagram.

Mark Ruffalo y Scott Evans se cachondean del descuido de Chris Evans en redes

Tanto su compañero vengador como su hermano han reaccionado al comprometido 'story' que Evans ha compartido por accidente en Instagram.

Chris Evans publica por error una foto comprometida… e Internet reacciona sorprendentemente bien

La story que el actor de Marvel colgó accidentalmente podría haber motivado que la red enseñara su peor cara, pero ha ocurrido justo lo contrario.