CRÍTICA

Capitán América: Civil War

8

Por
26 de abril de 2016

Quien haya aprendido a hacer juegos malabares, o quien lo haya intentado, conoce la progresión: primero una bola, después dos, a continuación esas tres que expulsan a los descoordinados y, finalmente, tantas como se pueda. A partir de ahí, toca probar con otros objetos: mazas, antorchas en llamas… o superhéroes. Lo importante es que no se caigan, y Anthony y Joe Russo lo saben. Quienes se preguntasen si los hermanos iban a suceder dignamente a Joss Whedon como firmas estrella de la casa pueden despejar sus dudas con esta Civil War: gracias a ellos, la tercera aventura a nombre de ese Chris Evans azul, rojo, blanco y panoli es la película más seria entregada por Marvel hasta la fecha. También es la mejor rodada y (ex aequo con Los Vengadores) la mejor escrita.

Como los malabares, por mucha pirotecnia que tengan, Civil War es un trabajo apolíneo, todo él ritmo y geometría. Y, según dejaron ver en Capitán América: El Soldado de Invierno, los Russo siguen el ejemplo de su admirado Brian De Palma porque, como él, respiran formalismo. Debido a ello, Anthony y Joe pueden torcer a gusto los tópicos del espionaje, y los de la acción: aquí no hay peleas en ascensores, pero sí hay un pressing catch de aeropuerto que producirá memes de internet a destajo. También hay una estructura que refuerza las virtudes de las mejores ‘películas Marvel’ hasta la fecha, apañándoselas para corregir viejos vicios.

Como en los buenos cómics de la Casa, las escenas de acción de Civil War sirven para propulsar los diálogos, cuando no para entreverarse con ellos. Unos diálogos sin lastre, además: Robert Downey Jr. nunca había estado tan en forma como Tony Stark, Evans sigue siendo el actor más infravalorado del estudio y el Spider-Man de Tom Holland es todo él un amigo, un vecino y un metepatas. Hasta Daniel Brühl, que podría ser un villano desechable más, tiene todo aquello de lo que carecía el Robert Redford de El Soldado de Invierno. Pero el mayor logro de Civil War, ahí donde marca la diferencia, está en un clímax que (spoilers aparte) se apoya tanto en lo emocional como en la violencia. Ahí donde hay dilemas irresolubles, poco importan las explosiones: sólo cabe seguir girando en el aire, y no caer.

Los Russo arriesgan, y Marvel gana. ¿Para cuándo una de Spider-Man en solitario?

SINOPSIS:

Steve Rogers lidera el nuevo equipo de los Vengadores en su incesante tarea de proteger a la humanidad. Pero, después de que otro incidente internacional en el que se ven envueltos los Vengadores produzca daños colaterales, la presión política obliga a poner en marcha un sistema para depurar responsabilidades y a crear un organismo rector que determine cuándo hay que recurrir a los servicios del equipo. El nuevo statu quo divide a los Vengadores en dos bandos, uno liderado por Steve Rogers y su deseo de mantener la libertad de actuación de los Vengadores a la hora de defender a la humanidad sin interferencias, y otro liderado por Tony Stark y su sorprendente decisión de apoyar los planes y organismos del Gobierno, mientras intentan proteger al mundo de un nuevo malvado.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR: ,

REPARTO: , , , , ,

GUIÓN: ,

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 147

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 29 de Abril de 2016

Chris Evans sobre su descuido en las redes sociales: “Es incómodo, pero tienes que encajar los golpes”

Tras su divertida respuesta a través de Twitter, el vengador ha hablado en una entrevista sobre la imagen compartida de su pene.

Chris Evans reacciona a su descuido en Instagram de la mejor manera

'Ahora que tengo vuestra atención...'. El bostoniano ha decidido hacer buen uso de la comprometida imagen que compartió por accidente en Instagram.

Mark Ruffalo y Scott Evans se cachondean del descuido de Chris Evans en redes

Tanto su compañero vengador como su hermano han reaccionado al comprometido 'story' que Evans ha compartido por accidente en Instagram.

Chris Evans publica por error una foto comprometida… e Internet reacciona sorprendentemente bien

La story que el actor de Marvel colgó accidentalmente podría haber motivado que la red enseñara su peor cara, pero ha ocurrido justo lo contrario.