CRÍTICA

Calle Cloverfield 10

7

Por
29 de enero de 2016

Desde su fundamental importancia en Perdidos, el potencial cinematográfico de los búnquers no se ha explotado con la vehemencia que merece. Abarcan un campo semántico de lo más goloso, máxime cuando tan de moda están los productos apocalípticos, las desgracias naturales y todo tipo de profecías relacionadas con el fin del mundo. Tiene sentido que sea otro producto de la factoría del gurú J.J. Abrams el que apriete el acelerador para abrazar una historia magnética y palpitante de ritmo sobre la vida subterránea de tres personajes. Sabemos poco, casi nada, de ellos, solo que deben convivir bajo tierra con la amenaza inconcreta y asfixiante sobre sus cabezas. Se supone que Calle Cloverfield 10 es la secuela de Monstruoso pero cuesta hallar excesivas conexiones entre ambas, quizás al final pero poco más. La que nos ocupa es bastante más redonda, su acabado más competente, por mucho que los acólitos de la primera sugieran que aquella era más sorprendente y auténtica. Recuerda a todos los cuentos sobre la extinción que antes se hayan formulado, retazos de Los pájaros punteados de aromas a lo Carpenter. Su mecanismo narrativo funciona de fábula de principio a fin y posee algunas secuencias memorables. Se cuenta lo justo y poco sobra en este entretenimiento de notable calado y factura perfecta, en una pieza de cámara minimalista y concreta, sin aspavientos y con silencios elocuentes. Bajo tierra todo es silencio, claro.

Retazos de 'Los pájaros' punteados de aromas a lo Carpenter.

SINOPSIS:

Tras despertar después de un accidente de coche, una mujer se encuentra en el sótano de un hombre que le asegura haber salvado su vida después de que un ataque con armas químicas haya dejado el mundo exterior inhabitable.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: ,

GUIÓN: ,

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 100

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Paramount (es)

ESTRENO: 18 de Marzo de 2016