CRÍTICA

Bienvenidos al fin del mundo

7

Por
29 de noviembre de 2013

Somos química, un no sé cuántos de agua y nuestras circunstancias. Vamos, que ninguno tenemos una borrachera igual. Qué narices, las mismas copas no producen en uno siempre el mismo efecto. Las resacas en cambio sí que se parecen bastante. Así que generalizar hablando de melopeas es un riesgo, pero mayormente se dividen en las que te convierten en alguien que hace payasadas –“¡qué bien bailo!”– o que las dice –“¿me he puesto muy profundo?–. Lo saben bien Pegg, Frost, Wright y asociados (vaya reparto de colegas y actorazos han reunido), que en Bienvenidos al fin del mundo han pedido un chupito de nostalgia y una pinta de acción para ir alternando un sorbo de los que envalentona y un trago de los que aplatana.

Pueden irse poniendo equis en la lista de la Trilogía Cornetto mientras transcurre Bienvenidos… Está todo lo que debería estar, incluida la ración de sorpresas que el maldito tráiler chafa. Y sin embargo, ay, el cuerpo ya no da para tanta farra. O será que el chiste, la genialidad de incrustar en lo cotidiano el imaginario freak, no da para mucho más. Por suerte, sabemos que es la última, así que al pesado de tu amigo le disculpas el rollazo sobre lo que significa madurar, que te dé la turra con sus asignaturas pendientes y hasta le pagas una ronda. ¡Qué menos! Se la debes por los viejos tiempos.

 

VEREDICTO: El final de la Trilogía Cornetto nos deja con resaca.

SINOPSIS:

Tras participar en el maratón de bebidas de un pub, cinco amigos de la infancia se reúnen, 20 años después, cuando uno de ellos decide a participar de nuevo en dicho evento.

Bienvenidos al fin del mundo

[The World's End] Comedia / GB / 2013 / Dir: Edgar Wright / Reparto: Simon Pegg, Nick Frost, Rosamund Pike, Paddy Considine, Martin Freeman / Guión: Edgar Wright, Simon Pegg

ESTRENO: 29 de Noviembre de 2013

ETIQUETAS: