CRÍTICA

Belle

6

Por
11 de julio de 2014

Sólo había una pista. Un cuadro pintado a finales del siglo XVIII. En él dos chicas jóvenes nos contemplan desde un paisaje de campiña inglesa. Ropas elegantes, flores. El típico cuadro de mansión inglesa. Salvo porque una de ellas es mulata. Se llamaba Dido Elizabeth Belle, era hija de una esclava negra y de un capitán, que dejó a la niña al cuidado de su tío, Lord Mansfield, quien la crió sin tener en cuenta la raza. O casi. Ésa era la pista. Todo lo que Amma Asante, la directora, y Misan Sagay, guionista, sabían de esa mujer que tenía una historia atractiva que contar, desde el punto de vista cinematográfico, humano y hasta austeniano.

A partir de ese cuadro y los pocos datos históricos que quedan, reconstruyeron la vida de Dido (una Gugu Mbatha-Raw que es toda la película) con episodios sacados del universo de Jane Austen o de los pasillos de Downton Abbey. Las dos chicas de la pintura bien podrían haber sido amigas de las hermanas Dashwood y comparten con ellas su Sentido y sensibilidad y sus maneras y conflictos maritales. Pero además, a través de Belle y el personaje de Lord Mansfield (genial Tom Wilkinson), los líos casamenteros se enriquecen con el debate del fin de la esclavitud. Más interesante por lo que imaginamos detrás del cuadro que por lo que acaba contando. Pero siempre entretiene un baile en la campiña.

 

Un Sentido y sensibilidad racial y político bien encorsetado.

SINOPSIS:

Ambientada en 1779, se basa en la vida de Dido Elizabeth Belle, hija de un oficial británico de la marina y una madre africana. Dido vive sus primeros años en Inglaterra, siendo criada por su tío Lord Earl Mansfield como una aristócrata junto a su prima Elizabeth Murray.

Belle

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , ,

GUIÓN:

PAIS: GB

DURACIÓN:

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 11 de Julio de 2014