CRÍTICA

Arzak since 1897

7

Por
02 de octubre de 2020

A la posteridad sin salir de casa. O precisamente por haber resistido en ella. Por haber sabido conservar el espíritu de un hogar en la centenaria casa de comidas del Alto de Miracruz de San Sebastián: así llegó el éxito, la consagración universal. Eso es Arzak en esencia, una casa familiar, por encima de un imperio gastronómico en el que el amor por la tierra y el talento para convertir la cocina tradicional en la punta de lanza de la nueva cocina vasca. Asier Altuna, director de amplio espectro en el cine vasco, del documental (Bertsolari) a la comedia terruñera (Aupa, Etxebeste! y Agur, Etxebeste!), pasando por el drama de raigambre cultural (Amama) ha rodado este pequeño documental con encanto (y un aire elegante de diseño pero sin ínfulas: muy adecuados forma y fondo) como homenaje al padre de la cocina vasca y española moderna, al hombre con el que identificamos un boom que luego otros como Ferran Adrià (también presente en la cinta: sus diálogos con Arzak son muy divertidos) han recogido.

La gran decisión de Altuna ha sido no salir de casa (como los Etxebeste, pero sin simular vacaciones) rodar entre las paredes de la casona en la que Juan Mari Arzak tomó el relevo de sus padres (y estos a su vez de los suyos) y, tras llegar a lo más alto de la gastronomía universal, dejar la cocina en manos de su hija Elena, heredera y responsable del nuevo paso adelante en la historia de los Arzak. La película comienza con la llegada del protagonista a su casa, y ahí, alrededor de un comedor que es despacho, laboratorio, centro de operaciones y mesa camilla, se destapa el tarro de las esencias arzakianas, mezcla de un sentido común extraordinario, socarronería y pasión por la cocina. Juan Mari aguanta al pie del cañón mientras su hija toma el mando y recorre el mundo (algo que su padre ya hizo en compañía de los Subijana, Arguiñano y compañía desde los 70)  para que la leyenda continúe.

SINOPSIS:

Documental sobre el icono de la gastronomía vasca y española de los últimos 40 años: la esencia del restaurante Arzak de San Sebastián a través de la figura del chef Juan Mari Arzak. Asier Altuna retrata el relevo familiar en la persona de su hija Elena, heredera del legado de varias generaciones al frente del establecimiento.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN: 70 minutos

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA:

ESTRENO: 09 de Octubre de 2020