CRÍTICA

Ant-Man y la Avispa

8

Por
24 de junio de 2018

De Ant-Man y la Avispa pueden decirse muchas cosas, pero hay una que destaca sobre todas las demás: es de los pocos filmes de la historia cuyos personajes juegan a pasabola con un edificio. Un edificio con ruedas, hormigas con rayos láser y un macguffin cósmico dentro, además. Al igual que su entrega anterior, la película de Peyton Reed aspira a darle un baño de fantasía al subgénero de atracos perfectos, sólo que, como en esta ocasión no hay traumas derivados de despidos a última hora, la operación luce mucho más ese encanto picaresco y juguetón que apenas se encuentra en ningún otro serial de Marvel. 

Lo que más sorprende de esta cinta, de hecho, es lo coherente que resulta pese a que su guion lleva las firmas de cinco personas, entre ellas el actor principal. Dejando aparte los tejemanejes de despacho (¿alguien duda de que Kevin Feige habrá cortado cabezas?), Ant-Man y la Avispa sale bien librada gracias a su ritmo frenético, su imaginación al explorar su premisa y, sobre todo, un reparto sobrado de feromonas. Los secundarios ya conocidos adquieren más protagonismo, los villanos tienen gracia y matices, para variar, y Paul Rudd se sale en múltiples aspectos: quién iba a decir que entre los talentos de este hombre se encontraría el de imitar a Michelle Pfeiffer con tanta soltura.

¿Defectos? Pues unos cuantos. Si bien muy competente, Peyton Reed dista de ser un virtuoso, con lo que muchas de sus set pieces dejan el resquemor de que podrían haber molado aún más (sí: uno piensa en Edgar Wright mientras escribe esto). Por otra parte, la impresión de haber visto poco a Evangeline Lilly puede vernir, o bien de que la película le dedica menos tiempo del que debiera, o bien de que el personaje y la actriz molan tanto que su presencia da ganas de más. O de ambas cosas. Aun así, este filme reconfortará a los marvel zombies agotados por los excesos de Infinity War y dará la razón a quienes piensan que, si no saben reírse de sí mismos, los superhéroes no valen la pena.  

Más picaresca, más dinámica y más ingeniosa que su predecesora: Paul Rudd sigue siendo la pequeña gran joya de Marvel.

SINOPSIS:

Tras los acontecimientos de 'Capitán América: Civil War', Scott Lang ha llegado a un acuerdo con la policía y se encuentra bajo arresto domiciliario. Pero Hope Van Dyne y Hank Pym requerirán su ayuda para enfrentarse a Fantasma, una villana que ha robado la tecnología de Pym. Scott y Hope, reconvertida en Avispa, deberán trabajar juntos para acabar con esta amenaza y, en el proceso, descubrirán secretos del pasado.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO: , ,

DIRECTOR:

REPARTO: , , ,

GUIÓN: , ,

PAIS: EE UU

DURACIÓN: 118 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Walt Disney

ESTRENO: 04 de Julio de 2018

El cambio de look de Evangeline Lilly es un misterio

Este fin de semana, la Avispa marvelita ha sorprendido a sus fans con un nuevo corte de pelo: cabeza rapada. ¿Será por exigencias del guion?

Evangeline Lilly quiso ser Leia en ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’

La actriz confiesa que echó mano de sus contactos (trabajó con J.J. Abrams en 'Perdidos') para tratar de conseguir el papel de Leia en la nueva trilogía de Disney.

‘Ant-Man y la Avispa’ supera a ‘Infinity War’ en Rotten Tomatoes

La secuela protagonizada por Paul Rudd suma un 85% de críticas positivas, menos que las recientes 'Black Panther', 'Thor: Ragnarok' o 'Spider-Man: Homecoming'.

“Hubo un momento en el que La Avispa salía en ‘Capitán América: Civil War'”

El director de 'Ant-Man' y 'Ant-Man y La Avispa' explica que la heroína interpretada por Evangeline Lilly iba a haber debutado en 'Capitán América: Civil War'