CRÍTICA

Animal Crackers

7

Por
22 de julio de 2020

Suena Don’t Stop Me Now de Queen mientras los animales se contonean ante la pantalla. Inadmisible perder un milisegundo la atención, y es que los momentos musicales de Animal Crackers se convierten en una de las grandes bazas de esta coproducción de animación internacional, con participación patria. En ella, una antigua herencia hará que una familia renuncie a su monótona vida en una fábrica por la alocada algarabía de un circo. Allí descubrirán una caja de galletas mágicas, que otorgan habilidades propias de un animago potteriano, y que en las manos inadecuadas puede convertirse en un verdadero arma. Animal Crackers posee un mensaje maduro sobre la renuncia a los sueños vitales y los conflictos que eso acarrea, con una clara incidencia en el círculo familiar. Un aprendizaje circense cercano al de El gran showman, con un claro recordatorio conceptual hacia los joviales personajes de Madagascar, y sin evitar la carga dramática del Dumbo clásico de Disney.

La película codirigida por Jaime Maestro, junto a dos titanes de la industria como Tony Bancroft (Mulán) y Scott Christian Sava, ha sido un gran éxito de recaudación en China, tras su paso por el Festival de Annecy. El título llega ahora al streaming de la mano de Netflix, en un momento en el que en paralelo Zapatos rojos y los siete trolls (en la que Maestro también ha participado) triunfa en la taquilla

La animación española continúa arrasando en todo el mundo.

SINOPSIS:

La vida de una familia se verá trastocada tras recibir en herencia un viejo circo, y una caja mágica de galletas, cuya habilidad permite transformar en animales a las personas que las consumen: leones, tigres, osos, monos, jirafas... Sin embargo, este objeto podría suponer un verdadero peligro en las manos equivocadas...

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR: , ,

REPARTO:

GUIÓN:

PAIS: China, Estados Unidos, España

DURACIÓN: 94 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Netflix

ESTRENO: 27 de Julio de 2020