CRÍTICA

Amazing Grace

9

Por
30 de septiembre de 2019

En un memorable retrato, el ilustrador Guy Peellaert mostró a Aretha Franklin como predicadora, divulgando la palabra de un Jesucristo negro. Seguramente a la diva, poco dada a frivolidades, esa imagen le resultaría blasfema, pero, si ya es inevitable recordarla al oír sus grabaciones seculares, esta filmación de un recital gospel ofrecido por ‘Lady Soul’ en 1972 la materializa gloriosamente.

La incompetencia técnica de Sydney Pollack estuvo a punto de condenar Amazing Grace al olvido (¿sería Sabrina (y sus amores) un postergado castigo divino?) y el ego de la cantante impidió su estreno después de que el productor y codirector Alan Elliott restaurase el metraje. Así pues, que esta película haya llegado a los cines resulta un milagro, así como un regalo para quienes amen el esplendor de la música afroamericana. Un regalo didáctico, para colmo, porque hace patente el viaje de ida y vuelta (del coro de la iglesia al salón de baile, y de ahí a las más altas potencias del cuerpo y el alma) cuyo resultado fue el soul. Antes de que Franklin suba a la tarima, el reverendo James Cleveland (maestro de ceremonias) le recuerda a su público que va a presenciar una ceremonia religiosa, pero no lo hace para exigirle recogimiento, sino para animarle a participar. Y el público, qué duda cabe, responde: mientras Aretha preside con la severidad de un icono (¿qué pasaría por su cabeza cuando su padre, predicador y adúltero, tomó la palabra? ¿o cuando interpretó una pieza de su mentora Clara Ward, que asistió al concierto?), cada rostro en la multitud revela su propia variedad de éxtasis sin que podamos saber a ciencia cierta si este es musical, espiritual o de ambas índoles. Tanto es así que hasta Pollack (cuyos gestos a los operadores de cámara hacen pensar que se está ahogando en una riada) y un boquiabierto Mick Jagger (¿alumno aplicado o turista en busca de ideas gratis?) resultan entrañables. Es lo que tiene el fuego sagrado: que purifica.

‘Lady Soul’ consuela a los humillados: aleluya.

SINOPSIS:

Documental que recoge el concierto de góspel ofrecido por Aretha Franklin en una Iglesia Bautista. Un evento sin precedentes, que duró dos días en 1972. De esta forma, la reconocida cantante de soul grabó lo que se convertiría en su álbum más vendido: 'Amazig Grace'.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR: ,

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Estados Unidos

DURACIÓN: 89 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Caramel Films

ESTRENO: 04 de Octubre de 2019