CRÍTICA

Amama

8

Por
12 de octubre de 2015

Con sumo respeto, más allá de connotaciones folklóricas y políticas, lejos incluso de la mirada paternalista del maestro Orson Welles en La tierra de los vascos, deberíamos honrar el cine de caserío, un sello que ha marcado las cotas más altas de carácter y estilo del cine vasco (y español) desde la Transición (antes incluso, con Ama Lur). Tasio de Montxo Armendáriz, Vacas de Medem y el documental La casa Emak Bakia ya en este siglo se han convertido en hitos que reflejan el universo rural vasco por vías creativas muy distintas. Amama remueve estas raíces (las históricas y las cinéfilas), resetea los vínculos de sangre ante la herencia del caserío (“no se divide”) por la hija rara, remite a la abuela como imagen mística (una novedad no naftalínica ni costumbrista) y evita con tino dos peligros. Uno: no es un filme sobre la (retórica y casposa) reivindicación del paraíso perdido, sino sobre la difícil vigencia del pasado sobre las necesidades del presente. Asier Altuna dirigió Bertsolari y Aupa Etxebeste!, un documental y una comedia familiar de cuya mezcla destilada sale el espíritu que le lleva ahora a embarcarse en este drama de un riesgo visual y una contención interpretativa muy medidos que le llevan a sortear el segundo riesgo: los insertos estéticos (la heredera es artista visual), encajados en contraposición al entorno, están controlados, no aturden, sirven de oasis a la inversa en este verde camino de ida y vuelta desde los orígenes a la modernidad. Un camino que emprende la protagonista frente a su padre (impactante Kandido Uranga), una ruta sobre la que se atreve a marchar su director en la encrucijada del cine vasco actual.

Con sumo respeto, más allá de connotaciones folklóricas y políticas, lejos incluso de la mirada paternalista del maestro Orson Welles en La tierra de los vascos, deberíamos honrar el cine de caserío, un sello que ha marcado las cotas más altas de carácter y estilo del cine vasco (y español) desde la Transición (antes incluso, con Ama Lur). Tasio de Montxo Armendáriz, Vacas de Medem y el documental La casa Emak Bakia ya en este siglo se han convertido en hitos que reflejan el universo rural vasco por vías creativas muy distintas. Amama remueve estas raíces (las históricas y las cinéfilas), resetea los vínculos de sangre ante la herencia del caserío (“no se divide”) por la hija rara, remite a la abuela como imagen mística (una novedad no naftalínica ni costumbrista) y evita con tino dos peligros. Uno: no es un filme sobre la (retórica y casposa) reivindicación del paraíso perdido, sino sobre la difícil vigencia del pasado sobre las necesidades del presente. Asier Altuna dirigió Bertsolari y Aupa Etxebeste!, un documental y una comedia familiar de cuya mezcla destilada sale el espíritu que le lleva ahora a embarcarse en este drama de un riesgo visual y una contención interpretativa muy medidos que le llevan a sortear el segundo riesgo: los insertos estéticos (la heredera es artista visual), encajados en contraposición al entorno, están controlados, no aturden, sirven de oasis a la inversa en este verde camino de ida y vuelta desde los orígenes a la modernidad. Un camino que emprende la protagonista frente a su padre (impactante Kandido Uranga), una ruta sobre la que se atreve a marchar su director en la encrucijada del cine vasco actual.

El caserío de Asier Altuna tiene mucho futuro por delante.

SINOPSIS:

Cuenta la historia de una familia que vive en un caserío y en la que se produce una ruptura entre las siguientes generaciones que la componen. En ella se manifiestan dos maneras diferentes de entender la vida. Urbano o rural, pasado o presente, padres e hijos; todas estas cuestiones son reflejadas desde el punto de vista de una abuela que observa al mundo con silencio. Rodada en euskera con pocas palabras y mucha poesía, la cinta está dirigida por Asier Altuna (Bertsolari). Protagonizada por Iraia Elias, Amparo Badiola, Ander Lipus, Manu Uranga, Kandido Uranga y Klara Badiola.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , , , , ,

GUIÓN:

PAIS: España

DURACIÓN: 103

EDAD RECOMENDADA: na

DISTRIBUIDORA: Golem

ESTRENO: 16 de Octubre de 2015