CRÍTICA

Ahora sí, antes no

9

Por
29 de abril de 2016

Zorros y erizos. La analogía es bien conocida al aplicarse a los artistas: los primeros se mueven constantemente, picoteando diversos temas y estilos; los segundos se enroscan y vuelven sobre lo mismo una y otra vez. Sin que la distinción sea valorativa, hay cineastas zorros y erizos. El coreano Hong Sang-soo es el mayor erizo en activo y sus 17 películas hasta la fecha la prueba de que un mismo tema puede ser inagotable.
Discreto, delicado y cada vez más sofisticado formalmente sin sudar ni una gota de esfuerzo, el cine de Hong sobre las relaciones entre hombres y mujeres destaca por su comprensión del comportamiento humano en los momentos de mayor vulnerabilidad. En Ahora sí, antes no, Leopardo de Oro en Locarno, un director de cine tiene la oportunidad de vivir dos veces el mismo encuentro con una pintora por la que se siente atraído. Cada vez toma decisiones distintas, con resultados diferentes, pero no por ello satisfactorios.
Además de tratar siempre del insondable amoroso y las humillaciones del cortejo, las películas del coreano también funcionan internamente a base de repeticiones, pequeñas variaciones de las mismas situaciones en las que caen los ensimismados personajes, siempre con tabaco, alcohol y comida de por medio. Incapaces de aprender de sus errores, hablan, aman, sufren y huyen hacia delante. La vida y sus cosas: así es el cine de Hong.

Tanto antes como ahora, otra obra maestra (¿la misma?) de un titán.

SINOPSIS:

Un director de cine independiente sale a cenar y se encuentra con una pintora. A partir de ese instante, las cosas empezarán a cambiar.

FICHA TÉCNICA

GÉNERO:

DIRECTOR:

REPARTO: , ,

GUIÓN:

PAIS: Corea del Sur

DURACIÓN: 121 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Good Films

ESTRENO: 06 de Mayo de 2016