Lo dices en serie

‘Wrecked’, la parodia de ‘Perdidos’

Por
07 de agosto de 2016

ETIQUETAS:

  • Series para el verano.

    Cuando creíamos, ya, por fin, que dejaríamos de hablar de Perdidos (¡que han pasado seis años desde que acabó!) unos novatos con mucha guasa, los hermanos Shipley (Jordan y Justin), deciden resucitar la serie de JJ Abrams y compañía dándole la vuelta, esto es, riéndose de ella. No llega a niveles de Scary Movie, pero hay que tomársela con bastante guasa. Vale que a muchos el final nos dejara con el culo torcido, pero Perdidos marcó una era y, tal vez por eso, y sólo por eso, nos encante seguir afirmando que nos cambió, en cierta medida, la vida seriéfila, la forma de ver las series, y nos siga resultando entrañable todo lo relacionado con ella. Wrecked no te cambiará en nada, pero conseguirá que te eches unas risas. Y es ideal para el verano porque, sí, transcurre en una isla desértica (paradisiaca en mejores condiciones), con un grupo de supervivientes de un accidente aéreo incapaces de salir adelante.

    wrecked

    Bajo el sofocante sol y con menos astucia que un pollo sin cabeza, los protagonistas se parecen sospechosamente a los originales, especialmente uno de ellos, el guaperas a lo Jack Shepard, que viene a definir lo que no se cree nadie: que en una situación límite, en la vida real, haya este tipo de héroes. En la Perdidos original, recordemos, el perfecto médico, confesaron los guionistas, iba a morir a la primera de cambio, pero se ganó nuestra simpatía y ahí continuó. A este personaje en Wrecked se lo ventilan por esta teoría, es decir, nadie es invencible ni nadie es tan listo para salirse con la suya en plan MacGyver. Intención hay, pero Wrecked viene a resaltar cómo somos unos necios si de instinto de supervivencia se trata. Un ejemplo: tienes un teléfono con el que te pueden localizar pero no sabes dónde llamar porque no recuerdas el número de nadie. Y así, una detrás de otra. Cómo montarse una juerga alrededor de la fogata, consumiendo todo el alcohol del minibar y las existencias de comida. Wrecked, que incluye a actores semidesconocidos (el que más suena es Rhys Darby de Flight of the Conchords), tiene su gracia en ir comparando lo que recordamos de Perdidos con lo que ocurriría realmente. “No todo está perdido” (All is Not Lost), anima el nombre del piloto, pero viéndolos se acrecientan las dudas. En cada resumen de episodio, se asegura que habrá algún descubrimiento que lo cambie todo, a modo de cliffhanger de coña. A veces, Wrecked peca de un humor demasiado absurdo, muy obvio, pero en otras ocasiones, sobre todo si recuerdas el original, contiene gags bastante divertidos (todos los relacionados con esos personajes que dicen ser quienes no son, como el falso policía). Los episodios duran 20 minutos y la TBS (no se emite en España) ya ha confirmado que habrá segunda temporada. Abróchate el cinturón y disfruta con esta panda de tarugos de los que se reiría a carcajadas hasta la pelota Wilson del náufrago Tom Hanks.