Crítico de mierda

‘Mugworth’: la peli de animación más rara de la historia es española

Por - 14 de enero de 2019

Como cada año, hemos acabado hartitos de artículos sobre películas navideñas de todo calado en prácticamente cualquier web de cine. Pasado el periodo estival, me vais a permitir que os hable de una más. Claro que en esta, lo de las fechas navideñas es lo menos. Porque creo que con Mugworth podemos obviar eso de “película navideña” para llamarla “película rara de cojones”.

Mugworth es uno de esos “films” (ejem) que salen adelante por pura voluntad, y flipamiento, de su principal responsable, en este caso, un tal Marc Fernández García, residente en Caldas de Montubi, Barcelona. Poco sabemos de su figura, pero está claro que el tipo pone, como decía Leonardo Dantés “alma vida y corazón” en su obra. Hasta el punto de rehacer por completo una de sus películas, puesto que este film existe en dos versiones: una en imagen real… y otra en dibujos animados, creados únicamente por su director. Por suerte, el DVD cuenta con ambas versiones. Un lujo… o no.

La película cuenta una historia familiar: la de un viejo gruñón que odia la navidad y al que visitan los consabidos fantasmas, que le cuentan tres historias a cada cual más alucinada Estas están concebidas como cuentos de terror, menos aleccionadoras y algo más inquietantes que las de la mayoría de adaptaciones del dichoso Cuento de Navidad. Pero hacedme caso, que aquí el argumento es lo de menos.

Como esperamos, la realización de la película, en vídeo casero, es extremadamente precaria, propia de un film amateur que rueda cuando puede y desconoce conceptos como continuidad, iluminación… pero que no escatima en momentos con algo de gore o alguna imagen malrollera que denota cierto talento. Pero claro, todo rodado en interiores, con unos muñecos cutrísimos a modo de fantasmas y un ritmo lento y desasosegante que la emparenta con cosas como Things. La banda sonora, a base de música clásica (libre de derechos, claro que sí), acentúa ese ritmo plomizo.

Lo que más me alucina es que un tipo con una videocámara convenza a gente como Bill Mosely (habitual de las pelis de Rob Zombie) o Eilis Cahill para aparecer en su película. ¿Celebridades y actores americanos profesionales? Pues así es. El desconcierto se acentúa al comprobar que la mayoría de personajes hablan en inglés… ¡pero el mayordomo (el propio Fernández) habla en catalán! ¿Sería material rodado para una primera versión en este idioma, insertado para no tener que repetir tomas? Ni idea. Hey, creo que esto resume bastante bien lo que siente uno al aproximarse a Mugworth. Cualquier conclusión o pregunta que nos hagamos, más allá de nuestras elucubraciones, se resuelve con un “ni idea”.

Ahora viene la parte más alucinante del asunto. Por lo visto, Fernández no quedó especialmente contento con el resultado y decidió crear un remake… ¡en dibujos animados! Como bien sabrá el lector, hacer un film de animación es una obra que requiere de un personal de decenas y decenas de personas. Aquí el tipo se marca un “Juan Palomo” de aúpa, dibujando y animando él la totalidad de la película, reutilizando los diálogos del audio de su película en imagen real.

A la dificultad técnica de animar hay que añadir que Fernández no dibuja especialmente bien. Más bien como un niño de 10 años, mucho peor de lo que la carátula puede sugerir. Además, es francamente inconsistente: tan pronto nos presenta escenas a todo color (lápices Alpino) como la deja en blanco y negro, imagino que fruto del atracón de trabajo.

El resultado, como imagináis, es como una especie de ilustraciones narradas, donde la voz hace la mayoría del trabajo a unas imágenes en su mayoría estáticas… pero igualmente malrrolleras. Aquí, el uso de la música clásica en esos precarios primeros de detalle lo acercan a una versión amateur de Ren & Stimpy. Realmente hay que verlo para creerlo. Para rematar el invento, la versión animada cuenta con un extra: la voz del mismísimo John Waters.

Definitivamente esta es la versión que más recomiendo: no solo es más única, además es apenas una hora y se hace más amena. Cada nuevo dibujo otorga, por unos segundos, una sensación de descubrimiento de algo tan ridículo como turbador. Que el resultado sea especialmente precario suma, en lugar de restar, a lo único del experimento. No queremos un Mugworth bien hecho.

Mugworth es tan insoportable y lo fascinante, una película que solo se puede abordar como un viaje a la mente de su outsider creador y un titánico esfuerzo de voluntad en el acto creativo. No se puede afrontar de otra manera: el espectador medio ni se imagina que existe algo así. El cinéfilo está a otras cosas que poner en su cuenta de Filmaffinity. Y el fan del cine malo no va a encontrar en ella motivos para la risa: nada de verla “con cervezas y amigos”. Si quieren asomarse a su mundo, el DVD está editado en exclusiva por Vial of Delicatessens. Luego me cuentan qué tal la experiencia.

Disney y Pixar en 2019: ‘Aladdin’, ‘Toy Story 4’ y otros estrenos que aún están por llegar

Tras la gran apuesta de Endgame, estas factorías todavía tienen mucho que ofrecer en la cartelera, con nuevos remakes y las secuelas de exitosas sagas.

‘Ralph rompe Internet’: nuevo tráiler a ritmo de Rick Astley

El mercado norteamericano recibe un nuevo tráiler de 'Ralph rompe Internet', que no llegará a España hasta el próximo 5 de diciembre

¡Por Tutatis! Llega el tráiler de ‘Astérix: El Secreto de la Poción Mágica’

En su nueva aventura, Astérix y Obélix deben abandonar el poblado galo para buscar a un nuevo druida que pueda sustituir a Panorámix y fabricar su poción mágica

Apple quiere lanzar una misteriosa película de animación en exclusiva

El estudio irlandés Cartoon Saloon estaría, según los rumores, negociando con Apple para que la compañía de tecnología fuera el distribuidor de su última película de animación