Música instantánea: 5 bandas sonoras hechas a toda velocidad

Si Giacchino sólo ha tenido tres semanas para componer 'Rogue One', estos músicos facturaron BSO clásicas en aún menos tiempo

Por
28 de noviembre de 2016

Componer la música para una película de Star Wars tiene que ser duro: la presión del fandom, esos ejecutivos de Disney que se te pegan a la nuca y saber que todo el mundo te comparará con John Williams son algunos de los escollos que tendrás que superar. Y Michael Giacchino tuvo, además, que superarlos a toda prisa, porque (según ha revelado) sólo tuvo 21 días para firmar la partitura completa de Rogue One en sustitución de Alexandre DesplatAun sin querer quitarle mérito al compositor, señalemos que ese plazo de entrega no es el más breve posible: por cosas de la falta de presupuesto, o para desafiarse a sí mismos, otros músicos han entregado BSO clásicas en todavía menos tiempo.

La matanza de Texas (1974)

Autores: Tobe Hooper y Wayne Bell

Cuando el tiempo aprieta, el dinero escasea y es necesario darle un contrapunto auditivo a la motosierra de  Caracuerocualquier estratagema es válida. A fin de ponerle música a su hito del gore palurdo, Tobe Hooper recurrió a dos sistemas: el primero, comprar a precio de saldo música de cantantes texanos poco conocidos. Y, el segundo, montar unos micrófonos en el salón de su casa, acaparar todos los cacharros que pudo conseguir (desde piezas de metal a instrumentos africanos) y encerrarse junto al técnico Wayne Bell (el mismo que sonoriza ahora los filmes de Richard Linklater) para golpear los trastos y obtener así 15 minutos que suenan a puro infierno.

Aliens, el regreso (1986)

Autor: James Horner

Tras un infernal rodaje en Inglaterra, James Cameron iba corto de fondos, y su paciencia (ya de por sí escasa) podía medirse en números negativos. De modo que agarró por banda a un joven Horner, que apenas había asomado la cabeza fuera de la serie B, y le instó a ponerle música a su filme en tres semanas escasas. Con piezas como Ripley’s Rescue, Horner se cocinó unos sabrosos huevos de xenomorfo a la Stravinski, pero, para otros momentos de la película, plagió fragmentos de la suite Gayaneh, de Aram Katchaturian, aprovechando que las leyes estadounidenses ponían severas trabas a las demandas de copyright procedentes de la Unión Soviética. Pese a las prisas y las copias, el compositor y Cameron trabaron una bonita relación creativa que duró hasta la muerte de Horner en 2015.

Ascensor para el cadalso (1958)

Autor: Miles Davis

¿Quieres una banda sonora buena, bonita y (hasta cierto punto) barata, que además se grabe de forma casi instantánea y le dé nombre a tu película? Llama a un músico de jazz, y reza porque tenga el día bueno.: para su debut, el muy melómano Louis Malle contó con un Miles Davis que, tan cool como siempre, improvisó sus piezas en directo junto a un grupo de músicos reunidos a toda prisa (incluyendo al batería Kenny Clarke) mientras le proyectaban la película. Durante las seis horas que duró el sarao (de once de la noche a seis de la madrugada: el jazz es así), Davis alternó sus solos de trompeta con copas de champán degustadas en compañía de Malle y de la actriz Jeanne Moreau, con la que por entonces vivía un romance.

Dead Man (1995)

Autor: Jim Jarmusch

Los jazzmen no son los únicos que saben facturar una banda sonora con sólo sentarse en el estudio. Sin ir más lejos, Jim Jarmusch supo sacarle mucho partido a sus contactos en el mundo del rock, contando con el autor de Zuma After the Gold Rush para ponerle música a su western gótico-lisérgico con Johnny Depp. Aunque dista de ser un virtuoso (cosa que sus fans le agradecen, la verdad), Young es un improvisador nato muy dado a los solos maratonianos, así que entregó la BSO completa tras sólo un día de trabajo en el estudio. Después, cuando Jarmusch le filmó en directo (El año del caballo, 1997), los espectadores de la película comprobaron que allí no había habido trampa ni cartón.

The Imitation Game (2014)

Autor: Alexandre Desplat

El señor que pudo haber compuesto la BSO de Rogue One es uno de los músicos de cine más aclamados de nuestros días. Y también ha firmado 169 bandas sonoras en 21 años sin que su calidad, en general, flaquee. ¿A qué se debe esto? Pues, como dice el propio Desplat, a una capacidad para currar a marchas forzadas que llegó a su cenit con el biopic de Alan Turing protagonizado por Benedict Cumberbatch: según afirma, el compositor facturó las BSO de este filme y de La reina (2006) en tres semanas: “ese fue el tiempo que tuve desde que firmé el contrato hasta la grabación con la orquesta”, afirma. “A veces los productores se han dado cuenta de que quieren una BSO con orquesta, y otras tienes que sustituir a alguien que ha abandonado en el último momento”. Que se lo digan a Michael Giacchino…

Fede Álvarez (‘No respires’) producirá una nueva entrega de ‘La matanza de Texas’

El plan, similar al seguido por 'Terminator' o 'La noche de Halloween', es volver a la película que lo empezó todo para elaborar una secuela directa.

‘La matanza de Texas’: 45 años de la película que cambió el cine de terror

Hace casi medio siglo, Leatherface y su familia se asomaron por primera vez a una sala de cine: recordamos la delirante historia del clásico de Tobe Hooper.

Fallece Michel Legrand a los 86 años

El músico Michel Legrand, autor de bandas sonoras como 'Los paraguas de Cherburgo', 'Yentl' o 'Escapada a la italiana', fallece en Paris

‘Guardianes de la galaxia” y ‘Stranger Things’ suben la venta de casetes en Estados Unidos

La venta de casetes en Estados Unidos crece un 35%, sumando 174.000 ejemplares vendidos. De los 10 discos más vendidos en ese formato, 5 son bandas sonoras