Vídeo del día: 35 formas perfectas de empezar una película

Nos atrapan, nos fascinan y nos dejan con ganas de más: los planos iniciales de 'Star Wars', 'Blade Runner' o 'Matrix' son sólo algunos de los que contiene esta antología.

Por
05 de septiembre de 2015

Ya lo decía Virginia Madsen nada más empezar Dune: “Un comienzo es algo muy delicado”. Y, aunque al pobre David Lynch le quedó la película como le quedó, esa es una lección imperecedera para cualquier director de cine. El plano inicial de un filme es el momento en el que comienza el diálogo entre la pantalla y el patio de butacas, en el que el cineasta de turno se juega el todo por el todo en su intención de atraparnos. Y, por eso mismo, ha dado lugar a muchísimos momentos memorables, desde el travelling de Sed de mal hasta el vuelo sobre un Los Ángeles cyberpunk de Blade Runner, pasando por la persecución espacial de Star Wars, esa puerta de Centauros del desierto, tan metafórica ella, o la inmersión digital a pulmón libre de Matrix, entre otros muchos ejemplos. Y 35 ejemplos, exactamente, son los que ha empleado el montador Casper Christensen para enseñarnos cómo se empieza bien una película. El vídeo resultante se titula Art of the Opening Shot y, efectivamente, es todo él muy artístico, y muy ilustrativo.

Fans de ‘Star Wars’ exigen una versión de cuatro horas de ‘La venganza de los Sith’

El sueño del 'Snyder Cut' produce monstruos, como esta petición online de un montaje de la precuela galáctica que podría no existir siquiera.

John Boyega estalla en redes: “Que os jodan, racistas blancos”

'Si me sigues y apoyas mi trabajo, pero eres racista, que te den'. El actor responde a las críticas recibidas tras denunciar la muerte de George Floyd.

‘Star Wars’: Mark Hamill desvela el secreto mejor guardado de ‘El Imperio contraataca’

El actor estadounidense rememora el Episodio V de 'Star Wars' en su 40 aniversario.

Las 10 mejores películas de Christopher Lee (con y sin colmillos)

De Transilvania a la Tierra Media, y más allá: un repaso antológico a la carrera del actor inglés más terrorífico.