¿Por qué se sospechó de Bruce Lee en el asesinato de Sharon Tate?

El actor Mike Moh dará vida a Bruce Lee en la nueva película de Quentin Tarantino, pero... ¿Qué papel jugaba exactamente el actor en el caso del asesinato de Sharon Tate?

Por
15 de agosto de 2018

Esta mañana nos asomábamos a una curiosa noticia: Quentin Tarantino ha fichado al actor Mike Moh para dar vida a Bruce Lee en su nueva película Once Upon a Time in Hollywood, una cinta de la que lo poco que sabemos es que está ambientada -al menos en parte- en las circunstancias que rodearon al terrible asesinato de Sharon Tate y sus tres invitados (además del nonato de 8 meses que la actriz estaba gestando).

Tal y como recordábamos a raíz de la noticia, Bruce Lee había sido invitado a aquella cena que terminó con el asalto de la Familia de Charles Manson y el asesinato múltiple. Sin embargo, el protagonista de Jugando con la muerte se libró al no poder acudir.

¿Pero qué pintaba Lee en toda esta ecuación? Para empezar a reconstruir la relación fijémonos en uno de los invitados aquella noche a casa de Roman Polanski y Sharon Tate, el peluquero Jay Sebring. Antigua pareja de la actriz, Sebring era un conocido estilista, responsable que peinados como el de Kirk Douglas en Espartaco, que en 1964 conoció a Bruce Lee, introduciéndole a algunas personas del mundo del cine y dando lugar a que Lee interpretara a Kato en la serie de El Avispón Verde.

A través de Sebring, Lee conoció a Roman Polanski y su mujer, la fallecida actriz, con los que trabó una gran amistad. En primer lugar, el actor empezó a dar clases de artes marciales al propio cineasta, algo sobre lo que tampoco vale la pena entrar ahora, pero sobre lo que dedicó unas curiosas palabras en una entrevista, deslizando que cuando iba a visitarle a Suiza había menores de edad. Y después, con la propia Sharon Tate, a la que entrenó para aprenderse las coreografías de La mansión de los siete placeres, una especie de parodia sexy de James Bond protagonizada por Dean Martin y en la que intervino la actriz (además de un jovencísimo Chuck Norris).

Una rápida búsqueda en Google de “Sharon Tate Bruce Lee” te devolverá un montón de imágenes de los dos actores dando patadas y puñetazos. Todas responden a los preparativos de esa película.

De este modo, Lee -al que todavía le faltaban un par de años para ser la superestrella que hoy día es- era un amigo más del clan Polanski.

Aquella fatídica noche del 8 al 9 de agosto de 1969, Lee -además de otros nombres del grupo de amigos, como Steve McQueen– había sido invitado a la cena con Sebring, Tate y otros amigos, pero como ya hemos dicho, no pudo ir y se enteró al día siguiente de los asesinatos que habían tenido lugar en la casa de Cielo Drive, en Beverly Hills.

Aunque hoy día tenemos muy claro lo que sucedió, lo cierto es que hasta que en diciembre no se relacionó al grupo de Charles Manson con el crimen, la paranoia se apoderó de Hollywood. Se acusó a Polanski y su mujer de cometer ritos satánicos, se habló de que había un grupo intentando asesinar a famosos (motivo por el que McQueen salía armado a la calle) y Roman Polanski entró en un estado de locura en el que sospechaba que alguien muy cercano a él y su mujer había sido el responsable.

En su intento por cazar al asesino, Polanski estudió la caligrafía de personas para compararlas con el PIG que habían dejado escrito en la casa, contrató detectives para que hicieran escuchas e investigó a Bruce Lee, puesto que el actor había perdido unas gafas y curiosamente, en el escenario del crimen habían aparecido unas.

Todo esto quedaría oculto cuando un miembro de la FamiliaSusan Atkins, tras un arresto por robo, presumió de haber matado a Sharon Tate y entonces se descubrió la identidad de los responsables, pero de alguna forma, las sospechas de Polanski se cobraron una particular venganza, ya que en esa época empezó a circular un rumor de mal gusto: que el asesinato de Sharon Tate había sido organizado por el propio Roman Polanski, después de que descubriera que el niño del que la actriz estaba embarazada era hijo de Bruce Lee.

¿Qué papel jugará todo esto en Once Upon a Time in Hollywood?

Cancelan el estreno de ‘Érase una vez en Hollywood’ en China debido a la escena de Bruce Lee

Y la culpa parece ser de Shannon Lee, quien ya lleva tiempo quejándose del retrato que el film hace del maestro de artes marciales.

“Estaría bien que se callara”: La hija de Bruce Lee responde a Tarantino

El director de 'Érase una vez en Hollywood' se defendió de las críticas por el reparto de este actor asegurando que era

Tarantino defiende su retrato de Bruce Lee: “Era un tipo arrogante”

La breve aparición de la estrella de artes marciales en un rodaje ha sido una de las escenas más cuestionadas de la película de Tarantino sobre el Hollywood de 1969.

Crecen las críticas a ‘Érase una vez en Hollywood’ por el retrato de Bruce Lee

La hija y el protegido del actor (experto en artes marciales) han querido desmentir la visión sobre su arrogancia.